Encuentro informal con Cristina Danel sobre la configuración canónica del Regnum Christi

Cristina Danel, consagrada, miembro del  ha pasado unos días en Madrid de trabajo con las consagradas, durante los que ha tenido la oportunidad de explicar las últimas indicaciones recibidas por parte de la Santa Sede en lo referente a la estructura jurídica adecuada para el Regnum Christi en la Iglesia, y el trabajo que el Comité Directivo General y los gobiernos de las ramas están haciendo para avanzar en la línea marcada por las autoridades eclesiales.

Cristina Danel hizo un recorrido histórico por el proceso para dar contexto a las indicaciones, y explicó las razones por las cuales los Laicos Consagrados y las Consagradas del Regnum Christi están buscando una forma jurídica que sea competencia de la CIVCSVA que al tiempo responda a la identidad específica de consagradas y laicos consagrados respectivamente. Estos últimos, de hecho, tras su Asamblea de diciembre, han aprobado ya solicitar a la Santa Sede acogerse a la figura de Sociedad de Vida Apostólica -como explican en su comunicado final, que puede leerse aquí-.

También señaló que se está buscando dar una respuesta adecuada a la participación de los laicos, que preserve lo discernido en las convenciones territoriales y en la convención internacional. Cristina Danel apuntó someramente los próximos pasos que se darán hasta 2020.En el encuentro participaron muchos de los delegados de los laicos de Madrid de la reciente Asamblea Territorial. Entre ellos, Carmen Fernández y Álvaro Abellán, que fueron elegidos por para participar en la Asamblea General.

Carmen Fernández no negó su impacto inicial cuando leyó la carta de los moderadores generales, sobre todo pensando en el significado del discernimiento ya hecho, no siempre fácil, pero muy de la mano de la Iglesia. “Tras rezarlo estas Navidades”, afirma “creo que estamos ante una nueva oportunidad para profundizar más en el papel de cada rama en el todo, ofreciéndonos más tiempo y espacio para responder mejor a lo que Dios pensó para nosotros”, asegura. “Los laicos -señaló Carmen- expresaron en la convención internacional que, efectivamente no deseaban ser ‘el apostolado’ de ninguna rama, ni tampoco una tercera orden, sino que, en la línea del discernimiento que llevamos hecho, consideraron que participan del carisma común con las otras ramas, lo que les lleva a ser corresponsables en su custodia, también en el gobierno de la misión”, explica. “Tendremos que definir esa participación para que, si finalmente la forma canónica a adoptar por nuestro Movimiento es una Federación, seamos fieles a lo discernido y garanticemos entre todos que el laico del movimiento participa en la forma que le permite y exige su vivencia del carisma”, ha comentado para LomasRC.

Álvaro Abellán, por su parte, afirma que “el camino recorrido tiene sentido”. “La carta de los moderadores generales con las novedades sobre la configuración canónica impactó en un inicio”, dice, “pero los delegados hemos tenido una reunión con el P. Sylvester, hemos leído todo despacio, y tras el encuentro con Cristina Danel, para mí se confirma que el discernimiento que hemos hecho los laicos es válido y que se quiere honrar de la mejor forma posible”, anota. “Las indicaciones que nos dan las autoridades de la Iglesia, que nos han estado acompañando y nos siguen acompañando en la renovación, tienen consecuencias que siguen formando parte del discernimiento”, dice. “Que el camino sea más largo había voces que lo pedían; no merma el dinamismo apostólico y no es tiempo de espera: es tiempo para hacer presente el Reino, es tiempo de Dios y para la Misión”, aseguró.

Comparte esto: