Alberto Ramírez, director de Zenit: después de 21 años informando, “nuestro reto es llegar a nuevos públicos, principalmente a los más jóvenes”

“En el año 1997 se estaba preparando la Asamblea Especial del Sínodo de obispos para América, y existía preocupación por las fakenews que llegaban del Papa y el Vaticano a Latinoamérica, y fue así como se decidió crear Zenit, una agencia de noticias católica y en internet”, explica su actual director Alberto Ramírez. Pasado este tiempo, sus números son sorprendentes: esta obra del Regnum Christi publica servicios informativos en cinco idiomas (español, inglés, francés, italiano y árabe) y tiene cerca de 400.000 suscriptores.

Ramírez ha explicado a LomásRC que el gran reto en el que trabaja la agencia en este momento es el de ampliar sus lectores: para ello han iniciado la campaña #tuhacesZenit, con la que se quiere dar un nuevo impulso “para llegar a nuevos públicos, principalmente a los más jóvenes”. “Si Facebook fuese un país sería el tercero más grande del mundo -explica-. Zenit es un medio de comunicación que quiere ser altavoz de la Verdad, y la forma de comunicarnos está cambiando”, por lo que la agencia está mejorando y ampliando sus canales para llegar a más personas en menos tiempo: y la prueba, nos explica su director es que “hoy Zenit en español está presente por su página web en internet y sus boletines, y también en FacebookTwitter e Instagram“.

En sus noticias, se da a conocer el “mundo visto desde Roma”, como reza su lema, por lo que “publicamos y traducimos las palabras, mensajes, documentos, intervenciones, Ángelus y Audiencia general del Papa”, señala Ramírez. Pero su información alcanza también a los diversos organismos vaticanos, así como a Conferencias Episcopales, santuarios, diócesis o parroquias.

Una pregunta clave para su director: ¿cómo se sostiene Zenit si es una agencia “sin ánimo de lucro”? “Es verdad, en coherencia con su naturaleza, Zenit ha optado por favorecer al máximo la difusión de sus noticias y, partiendo de este principio, ha renunciado a una distribución limitada a los suscriptores de pago”. Hay tarifas para un uso profesional de su información, pero su sostenimiento depende de sus lectores que, “con sus donativos, son realmente los absolutos protagonistas en el mantenimiento económico y, por tanto, en la existencia y en el crecimiento de Zenit”, concluye.

Más información:

Comparte esto: