Así colabora Altius, la obra social del Regnum Christi, con la Parroquia Virgen de la Paloma, afectada por la explosión

La Fundación Altius se ha puesto a disposición de la Parroquia Virgen de la Paloma, que sufrió la semana pasada una tremenda explosión. Este accidente ha dejado destrozado el edificio parroquial que alberga el espacio donde Cáritas desarrolla distintos proyectos de asistencia. Altius ha cedido parte de su local para que realicen desde allí su labor de distribución de ayuda alimentaria a las familias a las que atiende la parroquia. Además, la fundación se encuentra ubicada en Ronda de Segovia, muy cerca de la calle Toledo, sede de la Parroquia.

Cartel indicando la ubicación temporal de Cáritas de la Parroquia Virgen de la Paloma junto a la entrada a Altius

Cartel indicando la ubicación temporal de Cáritas de la Parroquia Virgen de la Paloma junto a la entrada a Altius

El Padre Moisés, coordinador de Cáritas de la Parroquia de Virgen de la Paloma, ha explicado que están atendiendo a más de 100 familias de la zona con este tipo de ayuda, además de ofrecer otras actividades como orientación para gestiones, obtención de recursos para el pago de suministros o la pastoral para personas solas. “Yo vivía en el 6º piso del edificio y solo un rato antes de la explosión estaba en la casa, salí sobre las 2 de la tarde porque acabábamos de recibir una donación del Banco de Alimentos”, ha comentado el P. Moisés. 

Cáritas: “Nunca hemos negado la ayuda a una persona necesitada”

Esta parroquia tiene mucha vida y actividad, tanto pastoral como de ayuda a las familias más vulnerables del barrio: “Nunca hemos negado la ayuda a una persona necesitada, al menos en un primer momento, para después dirigirle a otra institución si hacía falta. Contamos con un grupo de voluntarios muy numeroso. Agradecemos mucho a la Fundación Altius este ofrecimiento para seguir trabajando”. 

Altius ha tenido la oportunidad de hablar con el P. Moisés, y le ha preguntado sobre la situación del resto de sacerdotes de la parroquia. “Uno de los milagros que hemos vivido es cómo ha sobrevivido a la explosión el Padre Matías, todo lo que estaba a su alrededor salió despedido o quedó hecho añicos, incluso la silla en la que estaba sentado, pero él no sufrió ni un rasguño”, ha comentado el P. Moisés.

¿Te ha gustado esta noticia? Suscríbete al boletín semanal LomásRC

Noticias relacionadas

Comparte la web del Regnum Christi:
Rechazar todas las cookies