Comunicado del Capítulo General de los Legionarios: la unidad no viene por las estructuras, sino por “la misión para la cual se fundó el Regnum Christi”

“Reconocemos el maravilloso don de Dios que se ha venido expresando en nuestra historia. De su amor nacieron la Legión de Cristo y el Regnum Christi, y su misericordia nos rescató en tiempos de gran dificultad para llevarnos por un camino de renovación”, explican los padres capitulares al principio de su comunicado conclusivo. Con esta visión, los legionarios de Cristo asistentes al Capítulo General ofrecen una breve reseña del camino recorrido hasta el momento presente, el cual comenzó con la visita apostólica en 2009, y los aspectos más relevantes analizados durante la Asamblea General, primero de forma sintética y seguidamente de forma más pormenorizada.

De cara al futuro, señalan una serie de retos: “Ante todo, el establecimiento de la Federación, en cuanto quede erigida por la Santa Sede. Esto será un gran paso en la configuración canónica del Regnum Christi en su conjunto que significará ajustes de tipo organizativo, la reelaboración de reglamentos o manuales operativos, etc.”. Y en segundo lugar la preparación para el Capítulo General ordinario de 2020”.

Más adelante afirman: “Hoy, al mirar hacia adelante, nuestra prioridad ha de ser la misión a la que Dios nos llama”, y citando al director general, el P. Eduardo Robles Gil, L.C.: “Si ponemos el énfasis en el Movimiento se va a desviar […] porque si en lugar de poner el énfasis en la misión del Movimiento lo ponemos en la estructura del Movimiento, entonces vamos a buscar la unidad del Movimiento a través de las estructuras. […]. Lo que nos da unidad es la misión para la cual se fundó el Movimiento: la formación de apóstoles, la transformación del mundo”.
Comparte esto: