Ángel Ubach, profesor, psicólogo y catequista de confirmación en el Colegio RMSI: “El Señor me fortalece cada vez que le veo actuar en sus chicos”

Un total de 54 alumnos de 1º de Bachillerato del colegio Real Monasterio de Santa Isabel se confirmaron el pasado jueves 15 de octubre la Catedral de Barcelona. Fue una ceremonia entrañable gracias al carácter y al entusiasmo del obispo auxiliar de Barcelona monseñor Antoni Vadell. Durante la ceremonia se tuvo un recuerdo especial por dos alumnos que no pudieron confirmarse por estar confinados. Monseñor Vadell invitó a los alumnos a preguntarse “¿qué es lo que el Señor quiere de mí cada día?”, a la vez que les invitó a ver el sacramento de la Confirmación no como el final de un recorrido, sino como su inicio. El obispo agradeció el trabajo de preparación realizado por el colegio, por lo que le hemos pedido unas palabras a Ángel Ubach, uno de los formadores de esta generación además de profesor y psicólogo, del colegio.

¿Por qué soy catequista?

“Podría hacer un listado de citas bíblicas que se han hecho carne en mí y me han movido a querer participar como catequista: ‘Hay mayor alegría en dar que en recibir’ (Hch 20, 35); “Gratis lo recibisteis, dadlo gratis” (Mt 10, 8); “Ay de mí si no predicara el Evangelio’ (I Co 9, 16)…

Podría decir que hablar de Dios a estos chicos es lo mejor que puedo darles.

Podría decir que hablar de Dios a estos chicos es lo mejor que puedo hacer para mí mismo.

O podría deciros también que esto no sería posible si mi mujer no se quedara en casa con nuestros cinco hijos, la mayor de ellos, con cinco años (no sería justo no alabar su generosidad).

Pero voy a deciros todo eso y mucho más: que el Señor me fortalece cada vez que le veo actuar en sus chicos, cuando veo que su Palabra se hace carne en ellos o cuando puedo rezar por cada uno de ellos y sus problemas particulares.

El Señor nos confía, conociendo nuestra debilidad y durante un tiempo limitado, una viña en la que trabajar, y se la devolvemos esperando que algún día puedan dar ‘fruto, unos treinta, otros sesenta y otros ciento’ (Mc 4, 20)”.

Comparte la web del Regnum Christi:
Rechazar todas las cookies