Joselyn Castellanos junto a Margarita Estrada

Joselyn Castellanos, desde el curso previo de las Consagradas: “Desde mi libertad elijo recibir todo lo que Él quiere darme”

Joselyn Castellanos (a la izquierda de la foto, junto a Margarita Estrada, una de las primeras consagradas) es venezolana y hasta hace unas semanas ha vivido en España, donde ha sido coordinadora de Juventud Misionera. Este verano ha viajado a México para realizar el curso previo al candidatado de las Consagradas del Regnum Christi y desde allí ha respondido a unas preguntas que le hemos planteado sobre el discernimiento y el tiempo que está viviendo junto con otras chicas y consagradas.

¿Qué esperas de este tiempo de discernimiento? ¿Cómo está siendo el Señor contigo en este curso previo?
En este tiempo de discernimiento la escucha es fundamental. Es un momento de ir a aguas profundas, de ir a fondo en mi identidad, de dejar que el Espíritu Santo guíe cada paso y pensamiento, de recordar que Dios me quiere feliz en la vocación que ha pensando para mí y dejarme llevar hacia ella, donde Él quiere que esté para amarle a Él a través de los demás.

En este curso previo he experimentado un Dios que sorprende y todo lo ha hecho nuevo. Desde el día uno me invitó a cogerle de la mano y no soltarle jamás; un Dios que no me deja dudar, que me conoce y me invita a más. Un Dios que se ocupa de mis preocupaciones y me recuerda que mi mirada siempre debe estar puesta en el cielo, y nada más. Un Dios que ama infinitamente lo que soy y como soy. Me ha dado la gracia de confiar en Él sin mirar atrás. Vivir un día a la vez con Él.

Marta y Joselyn

Marta y Joselyn, las dos chicas que han ido desde España al curso previo de las Consagradas del Regnum Christi en Monterrey

¿De quién te acuerdas?
De mis hermanos de manera especial. De mis padres y mis amigos en Madrid y Venezuela. De mis queridas consagradas que me han acompañado durante todos estos años, y me siguen acompañando en la oración.

¿Estás más bien pidiendo, o agradeciendo?
Podría decir mejor que estoy “dejándome” actuar por el Espíritu Santo y “abandonándome” en los brazos de Dios para que sea Él quien conduzcas cada paso en este Curso Previo; al vivirlo así, esto conduce a un profundo agradecimiento con Dios por todo lo nuevo que ha hecho en mí.

“En el curso he experimentado un Dios que sorprende y que todo lo ha hecho nuevo”

El Papa Francisco decía a los jóvenes que “Cristo lo da todo y no quita nada”. ¿Es verdad esto en tu vida? ¿Cómo lo experimentas tú?
Dios da todo lo que necesitamos, pero hay que permitirle entrar en nuestro corazón, dejarle actuar, transformar y amar. Desde mi libertad elijo recibir todo lo que Él quiere darme, pero sí ha implicado tener que renunciar a ciertas cosas; pero son cosas que luego me doy cuenta que no fue un “quitar”, sino un “transformar” con sus manos de Padre, el que quiere siempre lo mejor para sus hijos.

¿Te ha gustado esta noticia? Suscríbete al boletín semanal LomásRC

Noticias relacionadas

Comparte la web del Regnum Christi:
Rechazar todas las cookies