Pepe Mateos: “La vocación laical consagrada en el Regnum Christi se identifica con el Cristo que toca las realidades humanas y las hace un lugar de encuentro con Dios”

  • Lo que se discierne es el siguiente paso: “¿Hay suficientes elementos para pensar que Dios llama al joven a iniciar el candidatado (los dos primeros años de formación)?”
  • El candidato debe tener suficiente certeza moral de una llamada auténtica (en su interior) con la ayuda del director espiritual
  • El camino natural para que un joven llegue a esta vocación es a través del conocimiento, vivencia e identificación profunda con el Regnum Christi y su carisma

Los Laicos Consagrados organizan en verano un “curso previo” para aquellos jóvenes que quieren discernir si tienen vocación a la vida consagrada masculina en el Regnum Christi. El curso dura dos meses, y como nos cuenta su responsable Pepe Mateos Brito, “es un periodo intensivo de discernimiento”, en el que “se busca ofrecer a los participantes elementos que les ayuden a identificar la autenticidad de la llamada”. Este año hay dos jóvenes recorriendo este periodo de discernimiento, uno mexicano y otro venezolano. El curso tiene lugar en el centro de formación y apostolado que tienen los Laicos Consagrados del Regnum Christi en la Ciudad de México. Para colaborar con el éxito de este curso previo, Pepe nos pide oraciones, conocer y promover la vocación específica; y “en tercer lugar, siendo cada uno fiel a la propia vocación, cada uno expresa algo del carisma del Regnum Christi y, si todos somos fieles a vivir el carisma que Dios nos ha dado, crecerá la fuerza de atracción por la belleza del Regnum Christi y todas sus vocaciones”.

Pepe Mateos y laicos consagrados

Pepe Mateos, en primer plano, junto a tres jóvenes que están en periodo de discernimiento vocacional

¿Qué es lo que les enamora a unos jóvenes en la vida consagrada masculina que no tiene la vocación sacerdotal?
Lo que enamora es siempre Cristo. Cada vocación particular está llamada a expresar un aspecto del misterio de Cristo y creo que los jóvenes que se sienten llamados a la vocación laical consagrada en el Regnum Christi, se identifican con el Cristo encarnado que toca todas las realidades humanas, vive en medio de ellas y, como con los leprosos, las toca y, en lugar de contaminarse, las purifica, el Cristo que se hace nuevas todas las cosas, que transforma el mundo para liberarlo de los efectos del pecado y convertirlo en el lugar de encuentro con Dios.

Lo que enamora al laico consagrado del Regnum Christi es Cristo

¿Qué es lo que caracteriza el curso previo: formación, convivencia con otros consagrados, la vida espiritual…?
El curso previo es un periodo intensivo de discernimiento, se busca ofrecer a los participantes elementos que les ayuden a identificar la autenticidad de la llamada, que adquieran un conocimiento suficiente de esta vocación específica, que se conozcan a sí mismos para descubrir la idoneidad para una vocación específica, reconocer las disposiciones necesarias para seguir una vocación y si es el momento adecuado para hacerlo. Para ello favorecen mucho los medios de vida espiritual para la escucha, pláticas con contenidos sobre la vida espiritual, la vida consagrada en el Regnum Christi, autoconocimiento, testimonios, actividades de convivencia y descanso. Al mismo tiempo se trata de que experimenten un esquema de vida lo más parecido a la vida real de un laico consagrado, de manera que les sea más fácil discernir si hay identificación con este tipo de vida.

¿Cómo es el acompañamiento? ¿Qué papel toman los formadores?
A cada participante se le ofrecen algunas opciones de directores espirituales, de entre los que eligen uno. Se les ofrece además el acompañamiento de un asistente que les orienta en todos los elementos prácticos del curso previo y en la vivencia de cada uno de los aspectos del mismo. Igualmente, el director del curso previo les ofrece diálogo en diversos momentos para revisar el proceso de discernimiento y ayudar con orientaciones y acompañamiento al respecto.

Laicos Consagrados del Regnum Christi

Durante el curso previo se organizan diversas actividades. Una de ellas, la visita a Basílica de la Virgen de Guadalupe

¿Qué signos se han de ver para que un joven finalmente acabe el curso y entre al candidatado?
Lo que se discierne es el siguiente paso. La pregunta es: “¿Hay suficientes elementos para pensar que Dios le llama a iniciar el candidatado (los dos primeros años de formación en nuestra sociedad de vida apostólica)?”.

Más que signos es un discernimiento mutuo, por parte del joven con inquietudes y por parte de la Sociedad de Vida Apostólica de los Laicos Consagrados del Regnum Christi. Que el joven tenga suficiente certeza moral de una llamada auténtico (en su interior) con la ayuda del director espiritual. A cada uno, Dios lo llama de manera diferente, no hay recetas, pero hay algunos elementos que pueden ayudar a descubrir si lo que Dios pide es la vida consagrada o la santidad en la vida laical no consagrada. El director espiritual ayuda al joven a identificar esos elementos que pueden ser consolaciones o desolaciones, ciertas luces del Espíritu Santo, la paz espiritual, etc. Por otro lado hay una serie de elementos externos que son observables, como la idoneidad para una vida de consagración específica, por ejemplo, las actitudes, las aptitudes para vivir en comunidad, para vivir en pobreza, castidad y obediencia, la sensibilidad espiritual, el celo apostólico, etc. Se trata de ver si esta vocación es el “guante a la medida” de la persona. Si sus cualidades y características, “encajan” bien en esta vocación particular con sus características concretas, con su estilo de vida.

Hay una serie de elementos externos que son observables: actitudes, aptitudes para vivir en comunidad, para vivir en pobreza, castidad y obediencia…

¿De dónde vienen los jóvenes que entran en la vida consagrada del Regnum Christi? ¿Vienen únicamente de la secciones?
Somos Laicos Consagrados del Regnum Christi; esta vocación no se comprende al margen del Regnum Christi, está íntimamente ligada al mismo, es, en sí misma, una vocación al Regnum Christi. Es por ello por lo que el camino natural para que un joven llegue a esta vocación es a través del conocimiento, vivencia e identificación profunda con el Regnum Christi y su carisma. Esto puede ser a través de la vida de sección, del programa de colaboradores del Regnum Christi, de haber participado en alguna obra del Regnum Christi, etc.

¿Cuál es y cómo es el siguiente paso de los jóvenes que finalmente decidan consagrar su vida? ¿Cómo es su vida después?
Quien inicia el candidatado (dos años de formación) dedicará esos primeros dos años, especialmente a la formación humana y espiritual, y a poner las bases para una vida de consagración, ello incluye iniciar estudios en Ciencias Religiosas (actualmente estudian, a lo largo de varios años, los cursos de Teología, Moral, Filosofía, Sagradas Escrituras y Pedagogía de la Fe con la Universidad de Navarra). En paralelo inician o continúan con sus estudios universitarios, junto con diversos cursos sobre Constituciones, vida consagrada, formación humana, etc.

Laicos Consagrados del Regnum Christi

Durante el curso previo también se organizan actividades culturales, como la visita a las pirámides de Teotihuacán

¿Y tras esos dos años de candidatado?
Al final del candidatado se hacen los primeros votos por tres años, normalmente en esos tres años se dedica el tiempo a los estudios universitarios, los estudios de ciencias religiosas y apostolado, además de la formación permanente que ofrece la Sociedad de Vida Apostólica a sus miembros.

Después de estos tres años se renuevan los votos por tres años más. En este periodo, normalmente estarán terminando sus estudios profesionales e insertándose, a tiempo completo, en el apostolado. Igualmente terminarán sus estudios de Ciencias Religiosas. Al final de estos tres años se emiten los votos definitivos (a perpetuidad). Y, en adelante, se debe llevar una formación permanente. Cada consagrado debe proponer un plan de proyección apostólica y profesional, el cual se va revisando a lo largo de la vida y se va ajustando, sirve para el itinerario formativo de cada uno, la misión apostólica que se encomienda a cada uno, etc. Todo esto basado en los talentos personales de cada uno, las necesidades del Regnum Christi, la Iglesia y la sociedad y el carisma del Regnum Christi. En este plan se procura incluir estudios de especialidad profesional.

Quien inicia el candidatado dedicará dos años a la formación humana y espiritual, a poner las bases para una vida de consagración, ello incluye estudios en Ciencias Religiosas y los estudios universitarios…

¿Cómo podemos ayudar el resto de la familia Regnum Christi por el éxito de este curso previo?
Gracias. Lo primero es con las oraciones de cada uno. Lo segundo es conociendo y promoviendo esta vocación específica; en tercer lugar, siendo cada uno fiel a la propia vocación, cada uno expresa algo del carisma del Regnum Christi y, si todos somos fieles a vivir el carisma que Dios nos ha dado, crecerá la fuerza de atracción por la belleza del Regnum Christi y todas sus vocaciones.

        Carisma del Regnum Christi       

¿Te ha gustado esta noticia? Suscríbete al boletín semanal LomásRC

Noticias relacionadas

Comparte la web del Regnum Christi:
Rechazar todas las cookies