Fotogalería | Día de la Madre en el seminario menor | Mari Carmen: “Doy gracias a Dios por haber encontrado esta familia que tanto me ha ayudado en el cuidado y educación de mis hijos”

El centro vocacional de Valls de flors ha celebrado el Día de la Madre con todos los seminaristas menores de los Legionarios de Cristo y sus respectivas familias. Entre las actividades de la jornada, una misa, el rosario, una visita al seminario menor y las actividades que los chicos prepararon para sus madres, entre las que no faltó una carta-felicitación y una rosa. Aquí tienes una fotogalería de la jornada.

Mari Carmen López, con su hijo Javier Vilarroig, y el resto de sus hermanos

Mari Carmen López, con su hijo Javier Vilarroig, y el resto de sus hermanos

“Gracias por la labor con todos estos jóvenes”
Mari Carmen López es la madre de Javier Vilarroig, uno de los jóvenes que está realizando el precandidatado en el seminario menor, y también madre del hermano novicio Miguel Vilarroig, nos ha contado que “me hubiese gustado que no se hubiera terminado todavía, pero entiendo que no puede durar una semana, así que empiezo dando las gracias por la labor con todos estos jóvenes, y por la dedicación y cariño en la preparación de cada cosa”.

Lo que más le sorprendió de toda la jornada fue la recopilación de fotos que alguna de sus hijas hizo sin que ella se diese cuenta y, sobre todo, sentirse “unida” a todas las madres que dijeron que la juventud emplea las pantallas más de la cuenta… Otra de las cosas que más le gustó fue la convivencia y oración con todos, en concreto conocer a las demás madres y escuchar a los chicos con “esa viveza y espontaneidad”. “Mientras volvía a casa le daba gracias a Dios por haber encontrado esta familia que tanto me ha ayudado en el cuidado y educación de mis hijos, y pido a todos una oración por su perseverancia, si esta es la voluntad del Señor”, concluye la madre del Javier Vilarroig.

Mari Carmen Martínez, con su hijo Javier Herrero,

Mari Carmen Martínez, con su hijo Javier Herrero

“Abrir los ojos y disfrutar de lo sembrado”
Mari Carmen Martínez, la madre de Javier Herrero, otro de los jóvenes que está haciendo la experiencia de un trimestre en el centro vocacional, también ha querido compartir su testimonio con nosotros. “Ha sido una experiencia inolvidable. Me ha llenado de alegría y esperanza. Para las madres, a veces, es difícil ver los progresos y frutos que nuestros hijos van dando. Son momentos como este los que te abren los ojos y te dejan disfrutar de lo sembrado”, ha explicado Mari Carmen.

Para ella, tener un hijo en discernimiento vocacional es “un doble regalo”, y le hace feliz que entienda el valor del servicio a los demás y de la entrega “aunque luego en casa a veces cueste verlo”. También ha contado que el camino hasta ahora está siendo muy bonito y lleno de sorpresas. “Me ha hecho profundizar en la oración y ver que hace falta rezar mucho, mucho más. Pues es Dios el que nos espera al final del camino, con los brazos abiertos, esperando a cada paso que le digamos que sí”, ha explicado. 

Tras todas las actividades celebradas durante el día, la madre de Javier Herrero tiene “un agradecimiento enorme”, sobre todo por los hijos y los formadores que en su vida han hecho posible que “nuestros hijos hayan llegado a donde están”. También, ha querido agradecer a las personas que tanto físicamente como en la oración han hecho posible este día.

¿Te ha gustado esta noticia? Suscríbete al boletín semanal LomásRC

Noticias relacionadas

Comparte la web del Regnum Christi:
Rechazar todas las cookies