Emilio Martínez, director territorial de los Laicos Consagrados: “Los años de votos temporales son para identificarse en el corazón y en la práctica con la misión”

Los Laicos Consagrados del Regnum Christi también han tenido durante este verano renovaciones de votos temporales de algunos de sus miembros tanto en México como en España. En nuestro país, en concreto, en el castillo natal de San Francisco Javier, patrono de las misiones, en Xavier, Navarra. Con este motivo, Emilio Martínez, su director territorial, nos ha compartido que para ellos esta etapa de votos temporales es “un tiempo de confirmación en el discernimiento vocacional que hizo cuando se decidió a consagrar su vida a Dios en nuestra Sociedad de Vida Apostólica”, explica, que “le permite verificar, con ayuda de sus formadores y directores, sus motivaciones y su idoneidad para ese estilo de vida al que se ha sentido invitado por Jesucristo”. “Son años para identificarse en el corazón y en la práctica con la misión de los laicos consagrados -continúa Emilio-: una misión apostólica de ser fermento cristiano en la sociedad, testimoniando la felicidad interior y el compromiso por mejorar las cosas que Jesucristo trae y suscita en quien se le entrega”.

Dentro de ese objetivo de la misión, el laico consagrado de votos temporales, como miembro del Regnum Christi, “comparte en la sección de jóvenes sus dones personales y busca sumarse con entusiasmo o generar con creatividad proyectos apostólicos que sirvan para convocar a las personas para Cristo y para, junto con los demás, construir un mundo más digno de los hijos de Dios”.

Y apunta finalmente Emilio Martinez que “dentro de la Sociedad de Vida Apostólica, el laico consagrado con votos temporales nos renueva y enriquece a todos con sus talentos, al tiempo que también él recibe los medios para formarse y crecer en su vida espiritual, fraterna, académica y apostólica”.

Crecer humana, espiritual y apostólicamente
En su Comunicado de la Asamblea General Ordinaria de 2020, los Laicos Consagrados han insistido en que “la etapa de votos temporales ha sido también atendida como un periodo importante en la formación y en la maduración del discernimiento”, por lo que “tanto la vida de estudios universitarios como la vida apostólica han ocupado nuestras reflexiones, buscando orientar a los miembros para hacer de ellas periodos de crecimiento humano, espiritual y apostólico” (n. 14).

Comparte la web del Regnum Christi: