Entrevista | Lucía Nardiz: “Mi misión es ser testigo de Dios para los que están cerca”

Cuando estás convencido de que algo es “bueno” lo quieres mantener siempre cerca de ti, esto es lo que le ha sucedido a Lucía Nardiz. Lucía tiene 18 años y es de Madrid, se graduó en Everest School Monteclaro y estudió además en dos de las OAK Academies. Ahora que empieza su etapa universitaria ha decidido hacerlo de la mano del Regnum Christi, y nos cuenta en esta entrevista lo que esto significa en su misión de ser testigo de Dios ante los demás.

¿Qué ha hecho que te incorpores ahora y no en otro momento al Regnum Christi? 
Como empiezo la universidad me gustaría mantenerme cerca de del movimiento y he visto que era el momento adecuado.

¿Qué piensa tu familia sobre tu decisión de incorporarte?

Mis padres no le han dado mucha importancia. Mi madre está más emocionada que mi padre, pero en general los dos me apoyan con mi decisión.

¿Cuál es tu misión dentro del Regnum Christi?
De momento creo que mi misión es mejorar, dentro de lo que pueda, en mi entorno y ser testigo de Dios para aquellos que están cerca.

 

El P. Nicolás Núñez, L.C., con el grupo de personas que se incorporó junto a Lucía

¿Haberte graduado de un colegio católico ha influido en tu vida y en las decisiones que ahora tomas?
¡Desde luego! El haberme criado en un entorno católico no sólo me ha dado la oportunidad de hacer planes y conocer a Dios más a fondo, me ha permitido crecer en valores, los cuales estoy segura me van a acompañar el resto de mi vida.

¿Cuál ha sido una de tus mejores experiencias en el Regnum Christi?
No llevo mucho tiempo incorporada, pero de lo que he podido vivir en el Reino, diría que lo mejor han sido las academias. Tuve la oportunidad de ir un año a Woodlands Academy en Irlanda y otro a Le Châtelard Academy. Fue una experiencia increíble.

¿Qué es lo que tienes en común con otras personas del movimiento?
Con mis amigos de Reino comparto la visión que tengo de la vida, la forma en la que quiero crecer en relación a Dios y mi compromiso con Él.¿Crees que la vocación laboral y la existencial se pueden compaginar? ¿En tu caso cómo sería?
¡Por supuesto! Ese es el propósito, saber llevar a Dios en tu vida cotidiana. En mi caso esto sería saber marcar la diferencia entre los jóvenes con los que convivo cada día.

Comparte esto: