Fotogalería y testimonios | La Asamblea Territorial de los legionarios de Cristo aprueba sus propuestas para el próximo capítulo General Ordinario, en Roma

La identidad carismática de los legionarios de Cristo; la formación y la formación permanente; la vida espiritual, litúrgica y de oración; la vida fraterna en comunidad; el estilo de entrega; la misión; gobierno, autoridad y obediencia; y pastoral y promoción son los temas abordados por la Asamblea Territorial de los Legionarios de Cristo que tuvo lugar en Ávila a principios de septiembre. A esta Asamblea acudieron 23 delegados con el objetivo de preparar las propuestas del territorio para el próximo Capítulo General Ordinario que se celebrará en Roma a inicios del año 2020.

En el encuentro se constató “la riqueza de que en la unidad había diversidad de opiniones”, tal y como señalan en una carta dirigida a los legionarios de Cristo en el territorio, el P. Carlos Zancajo, L.C., y el P. Manuel Salord, L.C., presidente y secretario de la Asamblea, respectivamente.

Para ver una fotogalería de la Asamblea, puedes entrar en este enlace.

Asamblea Territorial jornadas

Sobre proceso de diálogo de los delegados, el P. José Caminal, L.C., nos cuenta que “se empezaron a ver los temas propuestos uno por uno y en cada uno se hacía una ronda de aportaciones por parte de cada delegado”, a las que seguían otras hasta ver que el tema estaba suficientemente tratado. Terminando cada tema se votaban las propuestas “para ver qué propuestas alcanzaban mayoría absoluta para ser enviadas al Capítulo”. Finalmente, se preparó un documento con todas las propuestas aprobadas y, tras una votación unánime, el P. Zancajo cerró la Asamblea.

Testimonios sobre la Asamblea
“La Asamblea para mí ha supuesto un profundizar y enriquecer las convicciones más profundas de mi vocación sacerdotal en la Legión de Cristo y en el Regnum Christi”, comenta el P. Borja Mac Crohon, L.C. “Me encantaría hacer este tipo de asambleas anualmente para agradecer a Dios el carisma regalado y también pedirle luz en lo que debemos mejorar para corresponder mejor a su Amor”.

El P. Arturo Díaz, L.C., comenta: “He sentido en la Asamblea la responsabilidad de representar a mis hermanos legionarios en una toma de decisiones de cara al Capítulo General del 2020 y al futuro de la Congregación. Junto a este compromiso, he podido percibir la acción del Espíritu Santo, en base a lo que Dios, el mundo, la Iglesia y el Regnum Christi esperan de nosotros. Habiendo sido Asamblea Territorial en Ávila y residiendo en esta mística ciudad, llegué rápido a casa y no pude por menos de ir a la capilla de la Transverberación, lugar en el que Santa Teresa tuvo grandes experiencias místicas, para agradecer todo lo vivido en la Asamblea y poner los frutos de la misma”.

“Mi experiencia… -se detiene a pensar el P. Javier Delgado, L.C.– un remover en lo más profundo mi identidad como legionario de Cristo gracias al soplo del Espíritu a través de mis hermanos legionarios. Unos días de profunda escucha de unos a otros, mucha sinceridad y por ello mucha fraternidad. Unos días para revisar el camino recorrido estos años después del Capítulo de 2014 para maravillarnos de la acción de Dios en nosotros y de su llamada a una mayor santidad y un mayor empuje apostólico”.

La experiencia del P. Nicolás Núñez, L.C., como auxiliar de secretaría ha sido muy enriquecedora: “Estos días en la Asamblea han sido un reto, porque tratar de escuchar tantos comentarios queriendo opinar, queriendo dar un punto de vista sin poder hacerlo también requiere de lo suyo”, comenta con humor. Y continúa: “Al final me he dado cuenta de que Dios me llamaba a recibir y a acoger lo que iban diciendo los demás padres, y no ser delegado, por otro lado, no quitaba que en los otros espacios pudiera compartirles lo que yo veía”.

Sobre la participación, nos cuenta que ha percibido apertura: “Muchísima apertura con posiciones muy firmes desde hace muchos años, con gente con muchísima experiencia que intentaba entender al otro y acogerlo. He visto muchísimas ganas de volver a darlo todo y de entregarse cada vez más en su misión y su deseo de santidad. Se habló muchísimo de los temas más importantes que llevamos en el corazón: la Iglesia, el Regnum Christi, las almas, todo lo que Dios va poniendo en nuestras manos, la propia formación, el carisma… Cómo lo han afrontado con delicadeza y responsabilidad también ha sido muy ilustrativo”.

Comparte esto: