En la fiesta de san José, la Guardia de Honor del Sagrado Corazón cuenta con 132 nuevos miembros

El día de San José, 132 personas vinculadas con el Apostolado del Sagrado Corazón para vivir en familia se hicieron miembros de la Guardia de Honor del Sagrado Corazón. Ser Guardia de Honor no es una actividad nacida en el seno del Regnum Christi, sino que tiene su origen en la Hermana María del Sagrado Corazón Bernaud (1825-1903), una religiosa salesa o visitandina del Monasterio de la Visitación de Bourg en Bresse (Francia), la cual, profundamente impresionada por la necesidad que tiene Jesucristo de personas que le consuelen ante la falta de amor del mundo, fundó en 1863 una cadena de personas que de hora en hora acompañaran espiritualmente al Corazón de Jesús. Su obra fue aprobada por el Papa Pío IX y desde entonces se extendió por todo el mundo.

El P. Jorge Ranninger, LC, en el monasterio de las Salesas de Madrid durante una ceremonia de entrega de medallas de la Guardia de Honor

El P. Jorge Ranninger, LC, en el monasterio de las Salesas de Madrid durante una ceremonia de entrega de medallas de la Guardia de Honor

Ocupar el sitio de la Virgen, la Magdalena y san Juan
Como explica el P. Jorge Ranninger, L.C., “ser Guardia de Honor es consolar a Nuestro Señor y reparar su Corazón herido. ¡Podemos hacerlo! Tan solo es necesario que en la vida ordinaria levantemos nuestra mirada y ofrezcamos durante una hora al día todo lo que hacemos con esta intención”. Es ocupar el sitio de la Virgen, san Juan y santa María Magdalena en el Calvario. Ellos fueron los primeros en unirse al amor y sufrimiento de Jesús crucificado y contemplaron su Corazón traspasado por la lanza, del que brotaba sangre y agua. Como explica el P. Jorge, el Guardia de Honor ‘ocupa’ su sitio ofreciendo una hora del día, sin tener que cambiar de ocupación, para reparar al Corazón de Jesús, y solo hace falta estar presente espiritualmente ante el Sagrario, sin dejar nuestra ocupación de ese momento y ofrecer esa hora con cuidado, paciencia, amabilidad, generosidad…

En esta iniciativa pueden participar todos: desde niños y jóvenes a adultos, laicos, religiosos, consagrados, sacerdotes… Y entre los que han sido Guardias de Honor se encuentran tanto Papas (el beato Pío IX, san Pío X, Pío XII, san Juan Pablo II, Benedicto XVI…) como laicos. Y entre todos destacan algunos grandes santos como Daniel Comboni, Juan Bosco o Manuel González.

Para ser Guardia de Honor y para más información entra en el espacio web del Apostolado del Sagrado Corazón. Vinculados con este apostolado, en apenas unos meses hay 108 nuevos guardias de honor en Madrid, 61 en Barcelona, 19 en Córdoba y 11 en Sevilla.

¿Te ha gustado esta noticia? Suscríbete al boletín semanal LomásRC

Noticias relacionadas

Comparte la web del Regnum Christi:
Rechazar todas las cookies