“Hacer presente”, “salir”, “revelar”, “reunir”, “formar”, “enviar” y “acompañar”: los formadores de Barcelona analizan la misión del Regnum Christi

Los Estatutos del Regnum Christi recogen que “en cumplimiento de nuestra misión” el miembro de Regnum Christi busca “hacer presente el misterio de Cristo que sale al encuentro de las personas, les revela el amor de su corazón, las reúne y forma como apóstoles, líderes cristianos, las envía y acompaña para que colaboren en la evangelización de los hombres y de la sociedad” (ERC, 7 y 8). El dinamismo de este misterio de Cristo, y los verbos de este número de los Estatutos -“hacer presente”, “salir”, “revelar”, “reunir”, “formar”, “enviar” y “acompañar”- han sido base del encuentro en el que han participado 80 formadores del ECYD y de las secciones de jóvenes y adultos de Barcelona, en la casa de Sant Juliá, el pasado fin de semana.

La dinámica de estos días, en la que participaron miembros de todas las vocaciones del Regnum Christi -laicos, legionarios, consagradas y laicos consagrados-, se articuló como un “Encuentro con Cristo” de todo un fin de semana que, tal y como explica el Reglamento de los fieles asociados al Regnum Christi, “es el eje de la vida de equipo”, en donde sus miembros, “como comunidad de fe y a la luz de la Palabra de Dios, examinan su vida cristiana, disciernen lo que el Señor espera de ellos para evangelizar la realidad del mundo en que viven, se animan en el propio seguimiento de Cristo y foguean su celo apostólico” (RFARC,15).

Este “Encuentro con Cristo” tan particular se inició con una invocación al Espíritu Santo el viernes por la tarde en el marco de una adoración eucarística. Y dando continuidad a la dinámica de un “Encuentro con Cristo”, el resto del fin de semana tuvo su momento de “lectura del Evangelio”, de “revisión de vida” y de “compromiso apostólico”, en los que se analizó el dinamismo interno del misterio de Cristo que el miembro del Regnum Christi se siente llamado a hacer presente. Así, en la “lectura evangélica” se profundizó en cómo Cristo “salió” al encuentro de los participantes a lo largo de sus vidas y cómo les “reveló” su amor. O en el “compromiso apostólico” se profundizó en cómo Cristo les “envía” y les sigue “acompañando”.

En cada momento de este “Encuentro con Cristo” hubo espacios para la oración personal y comunitaria, y actividades grupales. Algunas veces, compartiendo entre sí sus experiencias los mayores y los jóvenes, y otras, por apostolados o secciones.

Sin duda uno de los momentos más significativos fue la adoración ante el Santísimo el domingo por la mañana cuando los formadores, agrupados por secciones, pasaron ante el Señor para interceder unos por otros. La Misa de clausura finalizó con la imposición de manos a cada uno, con la que se les “envió” a la misión.

Han sido unas jornadas de profunda vivencia de la vocación al Regnum Christi, y de experimentar la riqueza de la comunión. El P. Mark Thelen, L.C., director local de Regnum Christi en Barcelona, comparte con LomásRC su experiencia de este fin de semana. “Ha sido un renovar nuestra vocación y misión en el Regnum Christi”, explica, “dándonos cuenta de que el origen está en Jesús, y no en una necesidad práctica”, asegura. “Hemos profundizado en este misterio de Cristo que Él nos ha regalado, que nos llama a hacer presente, y que es una riqueza en la Iglesia”, cuenta el P. Mark. “Todos los misterios de Cristo están relacionados y contenidos unos en otros -la Encarnación, la resurrección…-. Y el Jesús que ha salido a nuestro encuentro y  como nos ha sido revelado es un Jesús muy cercano y apostólico”, subraya. Por otro lado, ha sido una oportunidad para vovler a descubrir “la unidad de vida”, dice el P. Mark, “la unidad de vida en nuestra oración, apostolado, familia… todo está unido en Jesús”.

Comparte esto: