Isabel Ingelmo, formadora en el curso previo de las Consagradas: “El Señor me invita a acompañar la historia sagrada de cada una de estas chicas que buscan la voz de Jesús”

Durante este verano un grupo de chicas está participando en el curso previo al candidatado de las consagradas del Regnum Christi en Monterrey, México. Hasta allí se ha traslado Isabel Ingelmo para ser una de sus formadoras. Ella es mexicana, en agosto cumple 18 años como consagrada del Regnum Christi y su principal apostolado es su apoyo en la gestión de los colegios Regnum Christi en España. Isabel ha querido compartir con nosotros el sentido que tiene realizar este curso previo y cómo viven tanto las formadoras como las chicas estos días.

¿Por qué realizar un curso previo al candidatado a la vida consagrada femenina? ¿En qué consiste?
El curso previo consiste en un tiempo privilegiado y de intenso discernimiento de cara a la preparación a vivir la etapa de Candidatado, en estos dos meses se busca responder a dos preguntas esencialmente en un clima de discernimiento: ¿Siento que Dios me está llamando a la vida consagrada en el Regnum Christi? ¿Estoy lista y preparada para dar el paso en este momento para la etapa de Candidatado? En este sentido se ve necesario poder vivir este etapa de curso previo para poder confirmar los signos de esta llamada de Dios, además de la idoneidad de las participantes para vivir y ser admitidas a  la siguiente etapa del proceso formativo.

Consagradas del Regnum Christi en Monterrey

Participantes en el curso previo de las Consagradas del Regnum Christi en Monterrey durante este verano 2021

¿Cómo es el acompañamiento? ¿Qué papel tenéis las formadoras?
Como equipo formativo buscamos ser una comunidad que discierne, que vive con ellas y acompaña el ritmo de la vida diaria, oramos con ellas, compartimos la mesa, los momentos de paseo y descanso, además de poder apoyar con algunas clases donde les ofrecemos elementos para profundizar en su discernimiento: Sagradas Escrituras, Seguimiento de Cristo, Oración y Vida Espiritual, Cristología y Regnum Christi. Algunas del equipo ofrecen también el diálogo y atención en el acompañamiento para iluminar el discernimiento con ellas y poder presentarlas a la etapa del Candidatado. Nuestro papel se resumiría en tres palabras: compartir la vida, ser comunidad y discernir.

Es necesario poder vivir este etapa de curso previo para poder confirmar los signos de esta llamada de Dios,  además de la idoneidad de las participantes para vivir y ser admitidas a  la siguiente etapa del proceso formativo

¿Qué significa en concreto para ti, para tu vocación consagrada y para tu relación de amor con el Señor, estar participando en el curso previo? ¿Había alguna necesidad alguna sed que tenía tu vida que Dios está saciando?
Para mí, participar en el curso previo es una gracia y una responsabilidad. Gracia del Señor que como Buen Pastor me trae a fuentes tranquilas, que me deja estar con Él en este tiempo y me invita a renovar mi respuesta y mi deseo de seguirle cada día de un modo más profundo, sincero y realista; responsabilidad, pues, en un servicio que hacemos en nombre de la Iglesia y de la sociedad de poder discernir en profundidad y acompañar esta tierra y la historia sagrada de cada una de estas chicas que buscan ponerse en camino y seguir la voz de Jesús.

Buscamos ser una comunidad que discierne, que vive con ellas y acompaña el ritmo de la vida diaria, oramos con ellas, compartimos la mesa, los momentos de paseo y descanso

¿Qué signos se han de ver para que una joven concluya este curso y comience el candidatado?
Algunos signos que se han de ver en las jóvenes para que concluyan esta etapa y comiencen el Candidatado sería tener al menos una certeza moral de la llamada, tener la suficiente libertad y madurez para poder responder a esa llamada, y haber tenido y madurado su propia historia y camino en el Regnum Christi.

¿Qué le pedís las formadoras a Cristo en la oración durante estos días?
Nosotras, en nuestra oración, pedimos constantemente en este tiempo que Él les muestre el camino de plenitud y vida que tiene pensado para cada una de ellas, y que ellas y nosotras seamos tierra dócil en Sus manos para acoger y madurar esa llamada.

¿De dónde proceden las jóvenes que entran en la vida consagrada del Regnum Christi? ¿Principalmente de secciones, del entorno Regnum Christi?
La mayoría de las chicas provienen de las secciones del Regnum Christi y de haber hecho alguna experiencia de vivir en comunidades nuestras en distintos países.

¿Cómo podemos ayudar el resto de la familia Regnum Christi a la fecundidad de este este curso previo? ¿Qué oración, petición… nos proponéis?
Toda la familia del Regnum Christi puede ayudarnos y apoyarnos haciendo con confianza la oración auténticamente vocacional: es la oración de confianza y abandono donde cada uno, desde su vocación laical, en su matrimonio, en el sacerdocio o en la vida consagrada pedimos al Señor que se haga Su voluntad en nuestras vidas y que podamos responderle con amor y con nuestra santidad de vida, cada uno en su propia vocación… Que tengamos matrimonios santos, laicos santos, sacerdotes santos, consagradas santas… Es en esta tierra donde como familia Regnum Christi hacemos brillar y creamos un auténtica cultura vocacional en la que cada uno vivimos con autenticidad y felicidad la propia vocación y donde valoramos la vocación y el aporte de las demás vocaciones en bien del cuerpo de la familia Regnum Christi.

¿Te ha gustado esta noticia? Suscríbete al boletín semanal LomásRC

Noticias relacionadas

Comparte la web del Regnum Christi:
Rechazar todas las cookies