Jordi Bartomeu, Daniel Portillo y Ruth de Jesús, entre los formadores en las reuniones de Ambientes Seguros

Los coordinadores de Ambientes Seguros de todos los territorios se han reunido en septiembre para continuar formándose y compartir buenas prácticas. La afectividad en la niñez y la adolescencia, la evolución normativa contra los abusos en la Iglesia y la generación de una cultura que evite el abuso han sido algunos de los temas abordados en estas reuniones que originalmente estaban previstas celebrarse en Madrid, pero la pandemia ha provocado que la participación haya sido en remoto.

Entre los ponentes se encontraban Ruth de Jesús, de la Universidad Francisco de Vitoria; el sacerdote Jordi Bartomeu, Oficial de la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe; el P. Daniel Portillo, director de CEPROME (Centro de Protección de Menores), de la Universidad Pontificia de México, la única que institución en el mundo a la que se le ha concedido la filiación con el Centro de Protección para la Infancia (CCP), con sede en la Universidad Pontificia Gregoriana, en Roma; y el P. Andreas Schöggl, L.C., secretario general de los Legionarios de Cristo.

Ruth de Jesús, psicopedagoga y profesora de la UFV, explicó el dinamismo afectivo del ser humano y cómo se vive ese dinamismo en la niñez y la adolescencia, lo que permitió ahondar a los asistentes en su comprensión del impacto que puede tener el abuso sexual en estas etapas de la vida. Monseñor Jordi Bartomeu hizo un recorrido por la historia reciente de la Iglesia desde que empezó a tenerse conciencia de la gravedad del tema y a tratarse los temas de abuso, y cómo han ido evolucionando la normativa, las formas de pensamientos de los papas sobre este tema y cómo se ha afrontado hasta llegar al actual Vademécum sobre cuestiones procesales ante los casos de abuso sexual a menores cometidos por clérigos.

Por su parte, el P. Daniel Portillo, director de CEPROME, explicó que la prevención surge, en gran medida, por la creación de una cultura y de un compromiso con el tema, mucha claridad y determinación en hacer las cosas bien, lo cual pasa por reconocer cuando no se saben hacer bien, y así evitar máscaras y fachadas. Finalmente, por parte de los Legionarios de Cristo, el P. Andreas Schöggl, L.C., detalló el proceso canónico completo que se sigue cuando hay una denuncia de posible abuso.

Durante la última jornada, los asistentes tuvieron la oportunidad de exponer lo que se hace en esta área en cada territorio, de forma que se compartieron buenas prácticas que redunden en mayor solidez en el compromiso por prevenir y actuar en favor de las víctimas.

Comparte la web del Regnum Christi:
Rechazar todas las cookies