La sección de jóvenes de Sevilla se consagrará al Sagrado Corazón de Jesús: “Queremos jugar hacia adelante, como nos pidió el Papa Francisco”

“Creemos y confiamos en Él para que siga haciendo mucho bien a través nuestro”, nos explica Jaime Pastor de la sección de jóvenes de Sevilla. Por eso, la sección se consagrará el viernes 19 de junio, Solemnidad del Sagrado Corazón, esperando contar con “ese plus que nos va a dar el empujón para ser más valientes y enamorados de todo lo que tenga que ver con Jesús”.

¿Por qué queréis consagrar la sección de jóvenes de Sevilla al Sagrado Corazón?
Porque estamos sedientos de Él. Queremos demostrar que nosotros, los jóvenes, somos capaces de hacer mucho bien en el mundo, en este caso, en Sevilla. Ahora parece que por tener 20-22 años no tienes nada que decir a la sociedad ¿Por qué? ¿Por ser joven? ¿Por no tener experiencia? Pues yo pienso que todo lo contrario. Si Jesús hubiera elegido a sus apóstoles por su experiencia…¡apaga y vámonos! Y, además, queremos dar un mensaje de valentía: creemos y confiamos en Él para que siga haciendo mucho bien en nuestra sección.

¿Cómo os estáis preparando para esta consagración en lo particular y como sección?

Ahora, con esta situación, es muy difícil hacer actos presenciales, pero nos hemos adaptado. Nos preparamos con sencillez y humildad, sabiendo que nuestro corazón y nuestra cabeza necesitan de Él. Por una lado, a través de los Encuentros con Cristo, como comunidad para fortalecer ese vínculo de familia que somos; e individualmente, cada uno en su casa, haciendo mucho bien en familia. Ya lo decía Madre Teresa de Calcuta: “El amor comienza en casa”, lo tenemos clarísimo.

¿Qué va a cambiar en vuestro corazón y en el de vuestros formadores esta consagración?

Pues prácticamente todo. No porque vayamos a cambiar la forma de hacer las cosas, sino porque vamos a tener ese plus que nos va a dar el empujón para ser más valientes y enamorados de todo lo que tenga que ver con Él. Unos como estudiantes, otros trabajamos, pero salimos de copas, hacemos planes normales… Queremos y vamos a jugar hacia adelante, como nos pidió el Papa Francisco. Queremos ser protagonistas en un mundo en el que parece que Dios no tiene cabida. Yo pienso: ¿cómo no la va a tener, si es Él el que lo hace todo?
Comparte la web del Regnum Christi: