Confirmaciones en Everest School Monteclaro: “Una generación muy bien preparada para dar este paso”, afirma la coordinadora de formación católica

Los alumnos de Everest School Monteclaro están recibiendo el sacramento de la confirmación a lo largo de cuatro días en la Parroquia Santa María de Caná. Este año ha habido cuatro celebraciones y han sido presididas por don Juan Carlos Merino, responsable de la Vicaría VII; don Gil González Hernán, antiguo Vicario Episcopal; monseñor Juan Antonio Martínez Camino, Obispo auxiliar de Madrid; y don Avelino Revilla, Vicario General de la diócesis. “La celebración fue muy emotiva porque es una generación muy bien preparada para dar este paso”, explica Macarena Laiseca, coordinadora de Formación católica y encargada de las Confirmaciones, que han tenido que esperar mucho tiempo para poderse celebrar.

“Había un ambiente muy especial porque los chicos han tenido que esperar a dar este paso en su relación con Cristo, y este tiempo les ha servido para fortalecer su decisión y hacerles más conscientes de su sí en la Iglesia”

Debido a las medidas de la COVID-19, la celebración se adaptó a las circunstancias: “En la renovación de las promesas bautismales no encendimos velas. En la crismación, el óleo se puso con algodón en lugar de con el dedo y tampoco hubo el signo de la paz”, explica la responsable de la organización. Sin embargo, reconoce que fue una celebración muy bonita: “Había un ambiente muy especial porque los chicos han tenido que esperar a dar este paso en su relación con Cristo, y este tiempo les ha servido para fortalecer su decisión y hacerles más conscientes de su sí en la Iglesia”, afirma Macarena.

Las familias estaban dispuestas a renunciar a los “adornos”: “El Espíritu Santo es lo esencial de la Confirmación y Él viene sobre los alumnos a pesar de la COVID-19″

Las familias se mostraron muy “deseosas” de celebrar las confirmaciones. “Se han adaptado a todo lo que se les pedía desde el colegio para cumplir con las medidas necesarias que nos exigen las autoridades”, explica Macarena. Además, afirma que las familias estaban dispuestas a renunciar a los “adornos”. “El Espíritu Santo es lo esencial de la Confirmación y Él viene sobre los alumnos a pesar de la COVID-19”, concluye Macarena. 

Comparte la web del Regnum Christi:
Rechazar todas las cookies