Misiones urbanas de Semana Santa | Marcos: “Por muy desarrollada que sea Barcelona, mucha gente se queda atrás, y Jesús nos pide claramente que la atendamos”

Las misiones urbanas de Semana Santa de Juventud Misionera en Barcelona han convocado a unos 30 jóvenes de entre 16 y 26 años, entre ellos Marcos Martínez. Todos ellos han recorrido las calles del barrio de Raval, uno de los lugares de mayor complejidad social de la ciudad condal: “Estas misiones nos han demostrado que no es necesario irse lejos a ayudar y a evangelizar, sino que en nuestra propia casa es más que necesaria esta labor”, ha explicado Marcos. 

“Han sido momentos evangelización absoluta”
El Covid-19 no podía ser un motivo suficiente como para paralizar las Misiones de Semana Santa. De hecho, eso ha incrementado la necesidad de asistencia tanto alimenticia, como de acompañamiento espiritual. Hacerlo en el barrio del Raval de Barcelona fue una muy buena idea, ya que es una zona muy necesitada de todo tipo de necesidades. 

 

SolNight en la parroquia de Nuestra Señora de Belén, en el corazón de las Ramblas de Barcelona

SolNight en la parroquia de Nuestra Señora de Belén, en el corazón de las Ramblas de Barcelona

El primer día salimos a repartir comida. Preparamos unos bocadillos, caldo caliente y bebida para las personas que viven en la calle. Su respuesta fue muy buena, agradeciéndonos mucho nuestra labor.

El segundo día participamos en el llamado “Solnight”. Consistía en invitar a las personas que paseaban por la calle a entrar a la adoración que habíamos preparado en la iglesia de Belén, a que se encontraran con Jesús, aunque fuera por primera vez. Más de 30 personas acabaron entrando, dejando sus peticiones a los pies de Jesús junto a una vela. Fue un momento de evangelización absoluta, en el que dejar tus complejos e inseguridades relacionados con la Fe a un lado por un bien mayor.

Estas misiones nos han demostrado que no es necesario irse lejos a ayudar y a evangelizar, sino que en nuestra propia casa es más que necesaria esta labor. Por muy desarrollada que pueda ser la ciudad de Barcelona, sigue habiendo mucha gente a la que estamos dejando atrás en el camino, y a la que Jesús nos pide claramente que atendamos.

¿Te ha gustado esta noticia? Suscríbete al boletín semanal LomásRC

Noticias relacionadas

Comparte la web del Regnum Christi:
Rechazar todas las cookies