Ordenaciones 2019 | Hablamos con los tres diáconos que hay en España: “Mi prioridad, ser un pastor que no se frena a la hora de ir a buscar la oveja perdida por las montañas de la vida”

El P. Nathan, con toda su familia, el día de su ordenación diaconal

Estamos a dos días de las ordenaciones sacerdotales de legionarios de Cristo de este año. Finalizamos aquí la entrevista que hemos hecho a los tres diáconos que serán ordenados este sábado en Roma, los padres Nathan Wayne, Francisco Javier Cerrilla y Edgar Pulido. Esta vez les hemos preguntado acerca de sus prioridades apostólicas y a qué les gustaría dedicarse. La verdad es que la respuesta es casi unánime: “Mi prioridad como pastor es cada oveja y recordar que el Pastor es Cristo, yo soy sólo un instrumento llamado a ser el reflejo mismo del amor de Dios”, como señala uno de ellos. Te recordamos que la Misa de ordenación la puedes seguir en el canal de YouTube de los Legionarios de Cristo en este enlace, desde las 10 de la mañana.

“Mi prioridad es ser médico de almas que no tiene miedo de mancharse las manos, un pastor del campo que no se frena a la hora de ir a buscar la oveja perdida por las montañas de la vida, mi prioridad es imitar al Señor y nada más. Voy a fallar mucho, pero creo que Dios quiere que me lance de todos modos”, explica con claridad e ilusión el P. Wayne.

Por su parte, el P. Pulido señala entre sus prioridades “el seguir luchando por alcanzar la santidad y buscar que otras personas también lo vean”, en especial los jóvenes y los adolescentes, “pues de ellos depende el rumbo que la sociedad toma desde ahora y en algunos años”. Por tanto, continúa “creo que puedo ayudar de modo especial en este campo, lo que implica mucho trabajo con sus familias, pues no se puede separar una de la otra”.

El P. Cerrilla ha dedicado mucho tiempo a presentar los Museos Vaticanos. En la imagen, con Denis Shapovalov, jugador profesional de tenis ahora dentro del top 20 mundial

El P. Cerrilla considera un talento pertenecer y haber sido el mayor de una familia grande de 5 hermanos y más de 60 primos: “Creo que al menos ese talento Dios me lo dio para esta misión” en la que ha sido formador en seminarios de la congregación y ahora en Highlands School El Encinar. “Yo soy sólo un instrumento que lo que tiene que hacer es ser el reflejo mismo del amor de Dios, mostrar siempre la cara de Dios que es Amor”. Por toda esta experiencia personal, nos señala que “también me gusta mucho ayudar a las familias completas”, por lo que no es extraño que se le vea por los pasillos del colegio hablando con los jóvenes de Bachillerato, con los adolescentes de la ESO o pasarse por el patio de Primaria o Infantil, “que es como estar en el cielo: recuerdo que a mí me marcó mucho el tener a un sacerdote cercano en mi colegio cuando yo tenía 4 o 5 años”.

– – – – – –

Más información:

Comparte esto: