Decir ‘sí’ al Regnum Christi significa para Elisa de la Torre “Bienvenida a casa”

La pasada fiesta de Cristo Rey de la familia Regnum Christi de Madrid fue también el escenario para cuatro nuevas incorporaciones al Movimiento. Una de las personas que lo hicieron es Elisa de la Torre. A sus 27 años es Coordinadora de Espacios Creativos en la UFV y se está preparando para ser profesora. Elisa ha compartido con LomásRC su recuerdo y su experiencia de ese día en una pequeña entrevista que te ofrecemos a continuación: “Decir ‘sí’ al Regnum Christi significa para Elisa de la Torre “Bienvenida a casa”

 
 

¿Qué ha visto Elisa de la Torre en el Regnum Christi? 
“He visto comunidad y familia. Es que da igual quién, es la cercanía de todo el mundo. Es cómo una persona pasa de ser, digamos, un primo lejano a ser un hermano con el que llevaras toda la vida”. 

 
Un detalle 
Me sentí identificada con la bombillita que se repartió en Cristo Rey porque hay que iluminar y también reflejar la luz para los demás. 
La reacción de alguien importante
“La de mis padres. Vieron que era algo importante para mí y se emocionaron conmigo. Mi madre lloró.Ahora que ya ha pasado el momento, ¿cómo lo viviste por dentro?
Estuve en un retiro en Cerro del Coto donde realmente viví la incorporación. Aproveché para rezar. Sentía realmente que ya pertenecía a esta familia y, sobre todo, que tenía que asumir esa responsabilidad. Me llamó la atención la primera frase del compromiso que hicimos: “…me toca a mí. De mí depende”, porque, de repente, me dí cuenta de que no solo es “qué bien estoy aquí”, sino que adquiero el mismo compromiso que las personas del Movimiento: dar todo de uno mismo. Ese compromiso es algo que recibes también y es para darlo en tu familia y a todo el mundo, por eso el “Venga tu Reino” es algo tan grande y para todos. 
¿Por qué decide Elisa de la Torre incorporarse al Regnum Christi? 
Un amigo me dijo que iba a entrar en Comunión y Liberación, que era simpatizante y yo le pregunté: ¿pero eso es importante: darle un carácter oficial? En mi caso, yo ya me sentía parte del RC, pero empecé a pensar: “¿En qué cambia?” Y ahora veo que cambia en que no es solo recibir, sino también dar. Es como cuando eres menor de edad y recibes pero, al alcanzar la mayoría de edad, sigues recibiendo, pero también empiezas a dar dentro y fuera de la familia. Hay muchos movimientos y nunca pensé en pararme a buscar uno en concreto. Ni siquiera puedo decir que yo encontré al Regnum Christi. Yo entré en esta universidad, me sentí acogida y después fue el RC el que me encontró a mí. 

 

Comparte esto: