Regnum Christi España

MATRIMONIO Y FAMILIA

La propuesta del Regnum Christi para vivir la vocación al amor en la familia

La clave de la pastoral familia es acompañar, y la palabra acompañamiento, etimológicamente Cum Panis, significa “comer juntos”, “compartir la vida”. Por eso, buscamos activar experiencias familiares, renovar las prácticas cristianas, compartir con otros la belleza del matrimonio y la familia.

Actividades para que participen todos

Familia misionera

Anuncia la misericordia de Dios en Familia y junto a otras familias. Al servicio de párrocos de toda España salimos a la calle a anunciar el amor de Dios con especial atención a la Semana Santa, cuando, desde hace muchos años, organizamos misiones por toda España. La nueva Evangelización también se puede vivir en familia para transmitir el amor de Dios: Solnight en Familia.

familia misionera-edited

Un poco de esparcimiento con los tuyos

Vacaciones en familia

Durante unos días en verano, familias procedentes de colegios Regnum Christi, Familia misionera y amigos disfrutamos de un tiempo juntos. Es una oportunidad única de fortalecer tu familia compartiendo con otras familias descanso, ocio, oración y formación.

Más recursos para unir a la familia

Sagrado Corazón de Jesús

Para que el corazón de Jesús reine en cada matrimonio y en cada familia, y así su amor sea el epicentro y dinamizador de toda la vida familiar.

Más información

Virgen Peregrina de la Familia

¡Porque queremos cambiar el mundo, y lo queremos hacer en familia! María nos guía, y la oración del rosario en familia ¡nos sostiene y nos mueve!


Más información

Después del matrimonio y con la llegada de los hijos, podemos decir que se inicia la pastoral de la santidad en el estado y condición de vida donde Dios les ha llamado.

El amor entre el hombre y la mujer en el matrimonio y, de forma derivada y más amplia, el amor entre los miembros de la familia-entre padres e hijos, entre hermanos y hermanas, entre parientes y familiares- está animado e impulsado por un dinamismo interior e incesante que conduce la familia a una comunión cada vez más profunda e intensa, fundamento y alma de la comunidad conyugal y familiar. Allí también se integran amigos y las familias amigas que se apoyan mutuamente en las dificultades, en su compromiso social y en su fe.

Papa Francisco, Amoris Laetitita 196
Ir arriba