Acuerdo con Eshmá, una institución independiente y profesional para acoger a las víctimas de abusos

Los Legionarios de Cristo reconocen en el Informe anual 2020 Verdad, justicia y sanación que “el abuso sexual contra menores es una de las realidades traumáticas que más intensa y profundamente afectan al ser humano”, por lo que “el proceso de sanación, muchas veces largo y difícil, exige un acompañamiento adecuado”. Entre las medidas adoptadas por la Congregación de los Legionarios de Cristo durante 2020 para la atención a víctimas, y que se explicitan en el Informe anual 2020, se encuentra un acuerdo internacional con Eshmá, una institución profesional e independiente especializada en atención a víctimas de abuso sexual, de poder y conciencia en la Iglesia. Eshmá está fundada por personas que han vivido en primera persona procesos de victimización de abuso sexual infantil, por terapeutas, trabajadores sociales y juristas expertos en justicia restaurativa.

Entre los programas que ofrece Eshmá, se encuentran los siguientes:

  • un canal seguro e independiente de denuncia para quienes quieran señalar o denunciar un abuso por parte de un miembro de la Congregación;
  • un punto de atención permanente para acogida y escucha inicial;
  • un espacio de acompañamiento terapéutico para sanar las secuelas de abuso;
  • orientación social y atención jurídica sobre el proceso de denuncia y el proceso penal;
  • diálogos restaurativos, como vías para obtener verdad, justicia y reparación.

P. Javier Cereceda: “Pienso de manera particular en quienes han sufrido abuso en el noviciado de Salamanca o en alguno de los dos seminarios menores que tuvimos en España”
El P. Javier Cereceda, LC, director territorial de los legionarios de Cristo en España, ha presentado en una carta el Informe anual 2020 Verdad, justicia y sanación, dando cuenta también de los pasos en España en 2020.  Respecto a la colaboración con Eshmá, explica en su circular que “conscientes de la dificultad que puede desentrañar para una víctima acercarse a la institución en la que sufrió el abuso y de la desconfianza que puede sentir hacia nosotros, hemos querido solicitar la colaboración de un canal completamente independiente de escucha y atención a las víctimas”.

“Sufrimos con su dolor y deseamos su sanación”
El P. Javier Cereceda ha manifestado expresamente que piensa “de manera particular” en quienes han sufrido abuso en el noviciado de Salamanca o en alguno de los dos seminarios menores que se tuvieron en España, especialmente en el de Ontaneda (Cantabria). “Sufrimos con su dolor y deseamos su sanación”, asegura.

Y en ese sentido, ha expresado la “firme determinación para ponernos a su servicio en la escucha y en cuantas acciones encaminadas a la sanación y a la reparación sean necesarias”. También ha manifestado si disponibilidad personal: “En lo personal yo expreso mi disposición para colaborar en lo que esté en mi mano en todo este proceso. Sabemos que tenemos por delante un largo camino en el que tendremos mucho que aprender, pero ya estamos en él y vamos a perseverar en el mismo”, ha afirmado.

Más información:

¿Te ha gustado esta noticia? Suscríbete al boletín semanal LomásRC

Noticias relacionadas

Comparte la web del Regnum Christi:
Rechazar todas las cookies