Incorporaciones | Teresa Rodríguez: “Me quería incorporar: no es que me hubiese ‘dado un aire’, es que ya conocía el Movimiento por la familiaRC desde hacía 21 años”

Teresa se incorporó durante una misa concelebrada por el P Javier Cutanda, L.C., y el P. Borja MacCrohon, L.C., en la capilla de la casa de las consagradas de Sevilla, acompañada de su marido, de su equipo del Regnum Christi y de una representación de toda la familiaRC de Sevilla. Teresa nos han compartido su testimonio y, entre otras cosas, nos cuenta que cuando ha tenido momentos malos en la vida ahí han estado los miembros del  Movimiento para ayudarla: “Me han dado ejemplo y cariño, ha habido cambio de personas, los lógicos, pero todos tenían una misma manera de proceder. Durante estos 21 años que mis hijos han estado en el colegio, me sentía amparada, protegida…”.“El motivo que me ha llevado a dar este paso ha sido la experiencia de los años de conocer el Regnum Christi a través de los sacerdotes y las consagradas del colegio Highlands School Sevilla donde estudiaron mis tres hijos. Durante este tiempo hemos vividos momentos muy malos en los que todos los miembros del Regnum Christi me han dado ejemplo y cariño, ha habido cambio de personas, los lógicos, pero todos tenían una misma manera de proceder. Durante estos 21 años que mis hijos han estado en el colegio, me sentía amparada, protegida…

El año pasado, al graduarse mi hija pequeña, me encontré sola, sin agarraderas. Fui a hablar con la consagrada Ana López de la posibilidad de mi incorporación al Regnum Christi. Ella me dio el manual del Regnum Christi, y al leerlo vi que lo que estaba escrito es lo que yo había vivido con ellos en el colegio. Por lo que tomé la decisión de empezar a asistir a las reuniones de un equipo de Movimiento. Desde el primer día quería incorporarme: no es que me hubiese “dado un aire”… es que lo conocía ya de sobra…
La experiencia este año con mi equipo del Regnum Christi ha sido maravillosa, me he sentido con muchas ganas de ser mejor persona y seguir a Cristo como modelo.

El día de mi incorporación me tratasteis con tanto cariño, con tantos detalles y tanta alegría, que creo ha sido de las decisiones más importantes y más acertadas de mi vida. Hoy al recordar ese día, para escribir esta nota, he sentido una alegría inmensa en mi corazón: ¡YA SOY MIEMBRO DEL RC! Y además mi marido me ha regalado una peregrinación a Tierra Santa que organiza el Regnum Christi…”.

Comparte esto: