Ambientes Seguros | ¿Qué hace el Regnum Christi para que sus actividades de verano con menores sean seguras?

Esta es la pregunta que hemos formulado esta semana a Isabel Mónaco, responsable de Ambientes Seguros del Regnum Christi en el Territorio. Estamos a unas semanas de que comiencen los campamentos, cursillos y otras actividades en las que participan menores de edad, el Regnum Christi tiene un compromiso con los ambientes seguros de los menores a su cargo a través de las políticas de Ambientes Seguros. En esta entrevista, Isabel Mónaco señala algunos aspectos como el Certificado de no Antecedentes Penales Sexuales, los cursos de formación y algunos criterios sobre cómo se procede en actividades donde hay menores pernoctando..
¿Qué hace el Regnum Christi para que sus actividades de verano con menores sean seguras?
Hay que tener en cuenta dos aspectos: por un lado, la formación que ya han recibido los miembros de las ramas consagradas del Regnum Christi, y por otro la progresiva implantación de políticas de Ambientes Seguros en el territorio. Este año en concreto, además de la solicitud del Certificado de no Antecedentes Sexuales, los voluntario han de leer y comprender, así como entregar el Código de Conducta y el protocolo de incumplimiento del código de conducta firmados, como soporte de que quien lo ha recibido comprende que son de naturaleza obligatoria y que su incumplimiento genera consecuencias.
La formación, ¿a quiénes se está impartiendo?
En cuanto a los seglares, porque las ramas consagradas ya han recibido la formación, hasta ahora, la formación ha sido recibida por los empleados de nuestros colegios. El siguiente paso es ir a con los voluntarios de los apostolados. No obstante, esto no quita que los voluntarios no tengan conocimiento del tema, ya que se les ha explicado el tema al recibir y firmar el código de conducta.

Es más, los propios directores de las actividades de verano que involucren a menores de edad, como parte del seguimiento de la implementación de las políticas de Ambientes Seguros, estarán formando a los voluntarios, por lo que se produce un efecto “cascada”, en el que, desde la parte directiva, se está en constante comunicación con los voluntarios para que se cumpla el código de conducta y no se dejen pasar situaciones que puedan poner en riesgo a un menor.

¿En qué consisten estos cursos que ya se están implantando?

El curso en sí mismo busca que se conozca el fenómeno del abuso sexual, las consecuencias en el menor, el perfil del abusador, los códigos de conducta… y, a su vez, que también se tenga conocimiento de las políticas de Ambientes Seguros que el Regnum Christi está implantando en España, de manera que cualquier persona que decida participar en nuestras obras sepa que debe asumir un compromiso con el trabajo de prevención que estamos haciendo.

De nuestra política de Ambientes Seguros, ¿qué destacaría de cara a las actividades de verano a las que asisten los menores?

Yo destacaría que en los códigos tenemos plasmado muy claramente normas de conducta para los adultos que estarán acompañando a los menores en actividades que conlleven pernoctar. En este sentido, es importante resaltar que bajo ningún concepto un solo adulto puede supervisar por las noches los dormitorios de los menores sin la presencia de otro adulto que le acompañe en esta labor. También se enfatizan otros aspectos como que los adultos deben dormir en habitaciones separadas de las de los menores; en cuanto a las duchas, estas también deben estar separadas de las de los menores; y que, entre otros aspectos, nunca un adulto puede estar a solas con un menores en espacios cerrados sin que pueda estar a la vista de otras personas.

Como vemos, el criterio de fondo es que un adulto nunca está a solas con un menor, y que cuando sea necesario que esto ocurra, debe hacerlo en un lugar visible.

Comparte la web del Regnum Christi: