«Como laicos tenemos una llamada de Dios a entregarnos de por vida»: se aprueba el Reglamento de los Misioneros Permanentes del Regnum Christi

El Colegio Directivo General ha aprobado el Reglamento de los Misioneros Permanentes del Regnum Christi, conocidos antes como “miembros el segundo grado tercer matiz”. Desde 1979, el Regnum Christi cuenta con estos miembros laicos que se han entregado al servicio de la Iglesia para ser enviados a tareas apostólicas allá donde fuera preciso. La mayoría son matrimonios que se han sentido llamados a servir juntos a la Iglesia sin condiciones a través del Regnum Christi.

Ellos conforman una comunidad singular de fieles asociados que se reúnen en red con el fin de apoyarse en los diversos ámbitos de su vocación y apostolado (sin perjuicio de su integración en los equipos de las secciones locales), y se mantienen bajo las autoridades ordinarias de la Federación del Regnum Christi para promover su servicio misionero.

Marcelo Fiães (brasileño) y Maria Nickolova (húngara) mientras colaboraban apostólicamente en Juventud y Familia misionera en Filipinas.

En junio de 2013, cuando los representantes de los miembros laicos del Regnum Christi, reunidos en Roma por el Delegado Pontificio, sugirieron que se convocara un encuentro para miembros del segundo grado tercer matiz con el fin de que pudieran profundizar en su identidad y preparar una propuesta específica sobre su forma particular de vida en el movimiento.

Actualmente viven y colaboran con el Regnum Christi en Italia.
La primera de estas reuniones tuvo lugar en septiembre de 2013 en Amecameca (México), en las que se participaron 39 miembros. Y se constituyó en 2015 una comisión para profundizar en el tema. Mientras tanto, en el primer borrador de los estatutos (mayo de 2017) se propuso una promesa de disponibilidad para los miembros que se sintieran llamados a ofrecer al Regnum Christi una especial disponibilidad.

Posteriormente, 18 miembros del segundo grado tercer matiz de distintos países se reunieron en marzo de 2018 en la Ciudad de México, donde, profundizando en su identidad, descubrieron en el carácter misionero su nota específica. Para continuar la preparación de una propuesta de normativa más detallada se instituyó una nueva comisión acompañada por Emilio Martínez Albesa, laico consagrado, como delegado del director general para acompañar y guiar su camino de discernimiento, y por el P. Jaime Rodríguez, L.C., como consultor en este proceso de discernimiento.

Finalmente, del 15 al 18 de noviembre de 2019, se llevó a cabo otra reunión en Amecameca en la que los 13 miembros del antiguo segundo grado tercer matiz que participaron, aprobaron unánimemente el borrador del reglamento de los Misioneros Permanentes, que también fue aprobado el 3 de enero por el Colegio Directivo General del Regnum Christi.

Algunos de los Misioneros Permanentes de México, El Salvador, España y Hungría.

Corresponderá al actual gobierno general de la Federación y a la primera Convención general ordinaria del Regnum Christi valorar la experiencia que resultará y disponer entonces cuanto más convenga.

“El proceso de revisión y reflexión confirmó la belleza y la fecundidad de la entrega de los miembros del segundo grado tercer matiz que han sido enviados a diversos países y ciudades. Al mismo tiempo, por falta de claridad en la definición, por crear expectativas diversas y, en algunos casos poco realistas, y por errores humanos, se habían creado algunas situaciones difíciles para estos miembros y para el Regnum Christi. Por eso, esperamos que el nuevo Reglamento pueda asegurar el fundamento normativo y organizativo necesario para que este estilo de entrega se pueda vivir con serenidad personal y claridad institucional”, comentó el P. Andreas Schöggl, L.C., secretario general de la Federación, en la carta que anuncia la aprobación del Reglamento.

Se puede conocer más sobre el proceso recorrido por los Misioneros Permanentes del Regnum Christi a través de este enlace.

Noticias relacionadas
Comparte la web del Regnum Christi: