Confirmaciones de adultos en Barcelona | Marcos Martínez: “La confirmación es un medio seguro para encontrarse de frente con el amor de Dios”

  • Cuesta aceptar a Jesús: “Hay muchos prejuicios propios que tumbar, personas con las que justificarte, viejas costumbres a las que renunciar, pero Jesús te recompensa con mucha Paz”
  • “El período de catequesis ha sido una oportunidad para empaparme de algo que jamás ha formado parte de mi vida”
  • “Lo que más me ha sorprendido es la cantidad de información distorsionada que las personas alejadas de la Fe tienen, entre las cuales me encontraba yo”

Marcos Martínez Vega tiene 23 años y estudia Periodismo en la Universidad Internacional de Cataluña. El miércoles 26 de mayo se confirmó junto a otros adultos en la iglesia del Monasterio de Santa Isabel en Barcelona (en la imagen principal junto a Litos Pallàs, su padrino de confirmación). En esta entrevista, Marcos nos cuenta su experiencia de conversión, cómo comenzó todo gracias a una peregrinación a Santiago y posteriormente Effetá y el Regnum Christi. Sobre su conversión nos comenta que “lo que más me ha sorprendido es la cantidad de información distorsionada que las personas alejadas de la Fe tienen, entre las cuales me encontraba yo. La catequesis, también la de la primera comunión, me ha ayudado a ordenar y a entender mucho más a Dios y de lo que es capaz a través de su Amor”.

Hay adultos que no se han confirmado siendo adolescentes, y solo se preocupan cuando tienen que casarse… ¿Qué te ha llevado a tomar la decisión de confirmarte en este momento?
Para mí confirmarme ha sido simplemente dar un pasito más hacia Jesús. Mi familia, al no ser católica practicante, decidió que bautizarme era suficiente, pero después de un par de años muy intensos espiritualmente hablando y después de hacer mi primera comunión el pasado 27 de septiembre, decidí que también quería ratificar mi fe a través del sacramento de la Confirmación.

El Camino a Santiago marcó un antes y un después en la vida de de Marcos

El Camino a Santiago marcó un antes y un después en la vida de de Marcos

¿Cómo conociste a Cristo? ¿Cómo fue decirle sí a Cristo en lo que te estaba proponiendo?
Empecé a conocer al Señor en mi primer Camino de Santiago en diciembre de 2018, pero mi encuentro personal con el Amor de Cristo fue en Effetá, en Marzo de 2020, una semana antes del confinamiento total. Cuesta mucho aceptarlo. Hay muchos prejuicios propios que tumbar, personas con las que justificarte, viejas costumbres a las que renunciar, pero Jesús te invita permanentemente a olvidar este tipo de barreras, recompensándolo con mucha Paz y mucha Gracia.

El Regnum Christi es el lugar en el que más conecto con el sentido de mi existencia, con mi misión; ser un apóstol más del Señor para llevar la Fe a todos los rincones posibles.

 ¿Qué ha supuesto todo este tiempo de preparación para el sacramento?
El período de catequesis ha sido una oportunidad para crecer espiritual y culturalmente. Empaparme de algo que jamás ha formado parte de mi vida no solo me ha conectado más con Dios, sino que también me ha llenado de información que desconocía totalmente, y que ayuda a combatir esas barreras que antes comentaba.

¿Cómo viviste la celebración? ¿Qué fue lo que más te ayudó?
Muy abierto a la actuación del Espíritu Santo. Aunque soy una persona muy emocional, la figura del Espíritu Santo me quedaba algo lejana. Las palabras del obispo, y el acompañamiento de mi padrino y de las personas que ahora forman parte más cercana de mi vida, algunas no católicas, me ayudaron a vivir el sacramento de forma tranquila y alegre, siendo consciente en cada momento de cómo Dios estaba actuando en mí y en mis compañeros que también se confirmaban.

Marcos durante la celebración de su Primera Comunión

Marcos durante la celebración de su Primera Comunión

Y, ¿qué es lo que más te ha sorprendido en este conocer más a Cristo y a la Iglesia?
Lo que más me ha sorprendido es la cantidad de información distorsionada que las personas alejadas de la Fe tienen, entre las cuales me encontraba yo. La catequesis, también la de la primera comunión, me ha ayudado a ordenar y a entender mucho más a Dios y de lo que es capaz a través de su Amor.

He sido consciente en cada momento de cómo Dios estaba actuando en mí y en mis compañeros que también se confirmaban.

 ¿Cómo crees que va a cambiar tu vida a partir de ahora?
Mi vida después de la Confirmación seguirá cambiando. Estoy seguro de que me ayudará a sentirme más inspirado por el Espíritu Santo para poner orden en muchos aspectos de mi vida que aún necesitan ser cambiados. Poner la vista en la Cruz, también a través de la Confirmación, me empuja y me ayuda a sentirme completamente renovado.

Marcos, con Juan y Andrea, dos amigos de Effetá el día de su primera comunión

Marcos, con Juan y Andrea, dos amigos de Effetá el día de su primera comunión

¿Qué significa para ti el Regnum Christi, que te acabas de confirmar?
Aunque no estoy incorporado, el Regnum Christi ahora mismo es mi medio de conexión con Dios. Es donde tengo a mi comunidad, donde me formo, donde vivo los sacramentos de forma regular. El Señor quiso que después de mi conversión creciera espiritualmente con el Regnum Christi, y de momento, parece ser el lugar en el que más conecto con el sentido de mi existencia, con mi misión; ser un apóstol más del Señor para llevar la Fe a todos los rincones posibles. También a los más complicados, de donde yo vengo.

Es esencial cumplir con los sacramentos, no como algo formal, sino como un medio seguro para encontrarse de frente con su Amor

¿Qué le dirías a las personas que se plantean preparase para este sacramento?
Que no se lo planteen, que se lancen a los brazos del Señor y no se cansen de buscarle. Para ello, es esencial cumplir con los sacramentos. No como algo formal, sino como un medio seguro para encontrarse de frente con su Amor. Vale la pena seguir sus pasos, y la Confirmación es un medio muy bueno para darle de nuevo un gran SÍ al Señor.

¿Te ha gustado esta noticia? Suscríbete al boletín semanal LomásRC

Noticias relacionadas

Comparte la web del Regnum Christi:
Rechazar todas las cookies