Entrevista | Fernando Lorenzo: “Los Laicos Consagrados del Regnum Christi en España hemos recibido la acreditación de Praesidium en ambientes seguros para menores”

  • El certificado de Praesidium reconoce que nuestras políticas y procedimientos aseguran un ambiente adecuado al menor con el que trabajamos
  • Un código de conducta es un documento que destaca los comportamientos que consideramos apropiados con menores de edad, y los que resultan inadecuados y prohibidos

El pasado 21 de mayo, la agencia norteamericana Praesidium aprobó conceder su acreditación por tres años al Territorio de Europa y Chile de la Sociedad de Vida Apostólica Laicos Consagrados del Regnum Christi. Con ella, se expresa que los Laicos Consagrados cuentan con estándares, políticas y procedimientos adecuados para la prevención de abusos a menores y personas vulnerables. Por este motivo hemos hablado con Fernando Lorenzo, coordinador de ambientes seguros en España, y nos ha explicado que Praesidium acredita que “los laicos consagrados del Regnum Christi ofrecemos una adecuada certeza moral de estar poniendo los mejores medios probados para prevenir de conductas inadecuadas y animar los comportamientos adecuados”.

¿Cuál es tu papel como coordinador de ambientes seguros en el territorio de Europa y Chile?
Mi labor se circunscribe a España; pero existen otros coordinadores en cada nación donde tenemos casas o comunidades (Italia y Chile). Sin pretender ser exhaustivo, las labores del coordinador se pueden agrupar en:

  • Facilitar a los laicos consagrados el conocimiento de las políticas de prevención y los procedimientos de atención para los casos de ambientes seguros.
  • Recibir las posibles denuncias de hechos inadecuados o abusivos que las personas necesitarán presentarnos a los Laicos consagrados. Para ello, está mi dirección email en la página Web; además de que pueden acercarse personalmente a mí o a otros laicos consagrados y les atenderemos.
  • Ofrecer la atención pastoral a las posibles víctimas y, si es el caso, orientar sobre dónde pueden encontrar ayuda profesional.
  • Supervisar que en la Sociedad de Vida Apostólica se siguen los procedimientos establecidos en los casos de denuncias.

¿Qué es exactamente Praesidium?
Praesidium es una organización internacional con sede en los Estados Unidos de América que lleva 25 años dedicándose a la prevención del abuso de menores de edad y de adultos vulnerables dentro y a la acreditación del ambiente seguro para ellos en las organizaciones que solicitan sus servicios.

Asesora una amplia gama de instituciones, desde campamentos para menores, universidades, centros de recreación, instituciones religiosas de distintas creencias, centros de descanso, escuelas, servicios sociales, de distintas edades y capacidad, y un largo etcétera. Dentro de las organizaciones católicas, la lista es extensa, tanto de órdenes y congregaciones religiosas, diócesis de Estados Unidos y otras instituciones con mayor o menor relevancia. Es una organización líder en su campo.

¿Qué supone esta acreditación otorgada por Praesidium a los Laicos Consagrados del territorio?
El certificado de Praesidium reconoce que nuestras políticas y procedimientos de selección de personal -consagrado o no-, capacitación interna de los laicos consagrados, supervisión de actividades educativas y apostólicas organizadas por nosotros y respuesta a posibles situaciones anómalas que se dieran cumplen con los patrones que, a juicio de ellos y basándose en la larga experiencia de tantos años, aseguran un ambiente adecuado al menor con el que trabajamos pastoralmente.

Praesidium es una organización internacional americana que lleva 25 años dedicándose a la prevención del abuso de menores de edad

Cuando hablamos de “estándares, políticas y procedimientos adecuados para la prevención de abusos a menores y personas vulnerables”, ¿de qué estamos hablando exactamente?
Los estándares son unos parámetros de organización que asumimos para garantizar unos ambientes seguros para menores; las políticas son el conjunto de principios y maneras de actuar en esta materia, y los procedimientos son las guías de actuación concreta en cada proceso de esas políticas.

¿Qué es un código de conducta? ¿Ha cambiado algo vuestra forma de relacionaros con menores?
En pocas palabras, es un documento que fundamentalmente destaca aquellos comportamientos que consideramos apropiados para un laico consagrado en su relación con menores de edad y adultos vulnerables. También los que resultan inadecuados y los que quedan definitivamente prohibidos. De este modo, se definen con claridad para evitar ambigüedades o malentendidos en la relación con estas personas. Pero no basta, se trata esencialmente de promover una cultura del respeto y del cuidado, que es la mejor manera de prevenir conductas inadecuadas.

¿Si hemos cambiado nuestra forma de relacionarnos? Hacia fuera no creo, porque ya veníamos viviendo estos elementos desde hace bastantes años. Pero sí hemos crecido en la conciencia, en el cuidado y en la prevención. Esto lo hemos hecho con serenidad, porque se fomentan los comportamientos adecuados y existe un muy buen ambiente de apoyo entre nosotros y otros miembros del Movimiento -consagrados o no- con quienes trabajamos.

¿Cuáles son los estándares o en qué consisten? ¿Puedes ponernos un ejemplo?
Tenemos 25 estándares de distinta índole, pero que podemos agrupar en tres bloques: medidas para la prevención, medidas de respuesta a acusaciones y denuncias y medidas de supervisión.

Pongo unos ejemplos: para evitar una actuación que se ha dado en el pasado en el seno de otras obras de la Iglesia, donde alguien que había sido denunciado por alguna actitud inadecuada en el trato con menores era transferido a otra parroquia o escuela sin mayores explicaciones para tratar de poner tierra de por medio. Nosotros no podemos transferir a nadie a otro territorio o recibir a nadie de otro territorio si no existe un certificado expreso donde se recoja la ausencia de denuncias en este campo o si existe algún plan especial de actuación con dicha persona.

Nuestro director territorial cuenta con una Junta de revisión compuesta por expertos en la materia que, como órgano consultor independiente, le asesora a la hora de atender casos concretos, sin que el director pueda actuar sin consultarles.
Además, anualmente como mínimo el director territorial informa a todos los miembros del territorio de la situación que se está viviendo en relación con el trabajo con menores, de situación particulares que se hayan podido dar y cómo se ha procedido o se está procediendo.

Todo ello contribuye a acrecentar la conciencia, la prevención y a saber cómo se debe actuar tranquila y sosegadamente en el trato con menores.

Con la acreditación hemos crecido en la conciencia, en el cuidado y en la prevención

¿Por qué una acreditación es por tres años?
Esta es la práctica habitual de Praesidium. No caben acreditaciones permanentes. Si nos fuéramos desentendiendo poco a poco del espíritu de nuestro código de conducta o del rigor de los procedimientos, comenzaríamos a introducir cierta holgura en esta cultura de la prevención y del respeto. Por ello, debe renovarse. Aquí también se podría aplicar aquello de “Ecclesia semper reformanda” asumido por el Concilio Vaticano II.

¿Qué garantía tienen unos padres de familia acerca de una actividad en la que hay laicos consagrados?
Comencemos por recordar que no hay garantía absoluta en ningún sistema. Conozco casos de personas que siendo menores han sufrido abusos sexuales por familiares del entorno durante bastantes años en su propia casa, sin que sus padres se percataran de nada.

Pero los laicos consagrados del Regnum Christi sí ofrecemos una adecuada certeza moral, como demuestra esta acreditación, de estar poniendo los mejores medios probados para prevenir de conductas inadecuadas y animar los comportamientos adecuados. Aseguramos, además, que contamos con procedimientos para actuar de modo inmediato y adecuado para frenar posibles casos, atender a las eventuales víctimas y colaborar con las autoridades civiles y eclesiásticas.

Nuestro director territorial cuenta con una Junta de revisión compuesta por expertos en la materia que, como órgano consultor independiente, le asesora a la hora de atender casos concretos, sin que el director pueda actuar sin consultarles

¿Cómo os habéis formado los consagrados para llevar a cabo estos procedimientos?
Hemos contado con la ayuda de Praesidium desde el primer momento para definir estándares, decidir políticas y articular procedimientos. Y algunos de nosotros nos hemos formado en este campo de modo directo o indirecto a través de nuestros estudios universitarios, bien de grado o de postgrado.

Con objeto de asegurar un mínimo suficiente de formación en todos nuestros miembros contamos con la ayuda de la misma institución de Praesidium a través de cursos específicos “ad hoc”. Además, existen dos poblaciones que requieren una formación más esmerada: quienes están en período de votos temporales cuentan con un “Plan de formación específica afectivo-sexual”; aquellos que tenemos un cargo especial de seguimiento debemos profundizar en todos estos aspectos a través de cursos de profundización y actualización que ofrecen distintas instituciones, ya sea del mundo civil o del mundo eclesiástico.

Cada laico consagrado tiene su plan de formación específico en los distintos órdenes del conocimiento; éste es uno de ellos, desde luego.

¿Te ha gustado esta noticia? Suscríbete al boletín semanal LomásRC

Noticias relacionadas

Comparte la web del Regnum Christi:
Rechazar todas las cookies