P. José Félix Medina, rector del noviciado: “Es importante que el noviciado sea una casa-hogar que dé sentido de familia, y Reajo nos da más garantías de unidad y de convivencia”

La noticia del traslado del noviciado de Salamanca a Madrid se informó oficialmente hace unas semanas con una carta del P. Carlos Zancajo, L.C., director territorial de los legionarios de Cristo y del Regnum Christi en España. Para ahondar en ello hemos querido hablar con el rector-instructor del noviciado, el P. José Félix Medina, L.C., que, aunque siente tristeza por el cierre de una casa en la que durante más de 60 años se han formado los novicios y religiosos de la congregación, también es verdad que valora la cercanía a Madrid, “lo que nos permite estar a media hora de todas nuestras obras y colegios, facilitando también las posibilidades de hacer apostolado y conocer más directamente la vida del Regnum Christi y que nos conozcan a nosotros”, afirma “queremos ser un signo de comunión eclesial”, asegura.


¿Se cierra una etapa o se abre otra?

Se cierra una etapa local, geográfica, de esta casa de Salamanca, que ha acogido a los novicios durante 60 años, pero hay una continuidad con el primer noviciado de los legionarios de Cristo que ha ido cambiando de sede, y que ahora va a Madrid, a la casa de Reajo del Roble.

Es un paso muy importante, pues se encuentra en el centro geográfico de España y donde más jóvenes de otras partes de España podrán venir a conocernos.

Por otro lado, hay tener en cuenta que el noviciado de Salamanca es un edificio demasiado grande para albergar solamente a ocho novicios, pues fue construido para formar a más de 200 seminaristas: entre novicios, humanistas y formadores. Hoy, la Iglesia recomienda que la formación de los seminaristas en las primeras etapas sea en comunidades pequeñas, y eso implica también que el noviciado tenga lugar en una casa de tamaño proporcionado al tamaño de la comunidad. Es un aspecto que, tras nuestro proceso de renovación, hemos recogido en nuestra Ratio Institutionis.

¿Por qué nos decantamos por Madrid? ¿En qué les va a ayudar a los novicios la nueva casa?

Es importante que se vea como una casa-hogar que dé sentido de familia, como decía antes: una casa proporcionada al tamaño de la comunidad. El noviciado de Salamanca para ocho o nueve personas era demasiado grande. Una casa de espiritualidad con 20 habitaciones, capilla, biblioteca, comedor, cancha de juego… nos da más garantías de unidad y de convivencia. Además, está en la Sierra, con zonas verdes y montaña, lo que nos ofrece posibilidades de otro tipo. Es Madrid provincia, pero no es la ciudad, lo que nos permite estar a media hora de  nuestras obras de apostolado y colegios, facilitando también el apostolado y la vida como parte del Regnum Christi en la localidad de Madrid.

El P. José Félix apuesta por un noviciado que se encuentre cerca dede las obras apostólicas del Regnum Christi

La verdad es que para muchos miembros del Regnum Christi, Reajo  tiene una connotación afectiva muy grande… ¿Qué le sugiere esto?

Que es una forma de cuidarlo y acrecentarlo. Son dos edificios; el pequeño pensábamos habilitarlo para grupos y visitas, para que puedan pasar unos días con nosotros. Yo también fui fundador de Reajo en 1974, cuando tuvimos el primer cursillo del Regnum Christi para jóvenes, al cual asistió, entre otros, el P. Ferrán. Reajo también ha sido un lugar de retiros e incorporaciones para numerosos miembros.

El P. Zancajo comenta en su carta que una de las virtudes del cambio es la pastoral vocacional que se puede desarrollar aquí. ¿Cómo ve este tema?

Todas las actividades apostólicas que hacíamos de Salamanca las podemos hacer en esta zona: catequesis en los pueblos de alrededor, fines de semana vocacionales, atención pastoral a nuestros colegios, en el ECYD, colaboración con los Círculos de Acción Vocacional a los que podemos invitar al noviciado para que nos conozcan… Tener una casa más pequeña no significa tener menos vida.

Es importante mantener el espíritu de recogimiento y oración que es propio del noviciado, y también el apostolado propio de nuestro carisma. Pensamos bajar a Madrid un día a la semana para colaborar en los colegios, para trabajar en la pastoral vacacional y apoyar a los laicos del Regnum Christi.

Me gustaría hacer una invitación a todos los miembros del Regnum Christi: ¡que vengan a vernos, que no nos vean como los eremitas del monte! Nosotros acudiremos al centro Madrid a todos los actos que podamos: ordenaciones diaconales, ingresos en la vida consagrada, etc., porque somos parte parte de la vida del Regnum Christi en la localidad de Madrid.

Ustedes vienen de una realidad de una iglesia local grande como Salamanca, y ahora se insertan en la diócesis de Madrid, en un municipio de la sierra. ¿Cómo afecta esto en su relación eclesial?

Tenemos todos los permisos desde el punto de visto eclesiástico, claro, tanto de Salamanca, donde monseñor Carlos López nos despide y ha estado esta semana visitando el noviciado, como de Madrid, pues don Carlos Osoro nos recibe en su diócesis. Por otro lado, he hablado con los párrocos de Navacerrada y Collado Mediano, que es el municipio de Madrid al que pertenecemos, para ponernos a su disposición y para que cuenten con nosotros en lo que podamos para servir al pueblo de Dios. Queremos ser un signo de comunión eclesial. Es una sensibilidad y un deber nuestro.

Por último, la realidad nos ayuda a ser agradecidos y mirar hacia adelante, ¿no cree?

Ciertamente el traslado tiene un punto de tristeza. Yo fui novicio aquí, hace 50 años. Casi todos los legionarios de Cristo nos hemos formado en este noviciado durante muchos años. El obispo, párrocos, otras realidades eclesiales… la ciudad de Salamanca… estamos agradecidos del camino recorrido juntos, y les vamos a echar de menos.

Pero, por otro lado, aquí sigue quedando el Regnum Christi presente en un grupo de señoras, por un lado. Por otro, los caminos del Señor son inescrutables, son la Providencia de Dios, y este traslado lo hacemos confiados en que es lo que el Señor quiere, y que mandará obreros a su mies.

—–

Más información:

Comparte esto: