Rodrigo, desde el candidatado de los Legionarios de Cristo: “Vive el momento presente llenándolo de amor”

Rodrigo L. Serrano es un joven abulense que se encuentra este verano en el candidatado de los Legionarios de Cristo en el noviciado de Madrid. Tiene 20 años y estudia arquitectura. Toda su vida iba viento en popa hasta que una carmelita del Monasterio de la Encarnación de Ávila le dio una cita del obispo vietnamita que pasó gran parte de su vida en la cárcel, el Cardenal Van Thuan: “Vive el momento presente llenándolo de amor”. “A partir de entonces -nos cuenta Rodrigo- fui consciente de que Dios habla por lo que permite y que aunque no sea lo esperado y nos cueste o sea difícil de afrontar yo tengo que vivir poniendo amor”. A continuación puedes leer su testimonio.

Rodrigo, junto a sus hermanos Fran y Sergio, en el noviciado

Rodrigo, junto a sus hermanos Fran y Sergio, en el noviciado, el día que llegó al candidatado

Mi nombre es Rodrigo tengo 20 años y soy el pequeño de cuatro hermano. Tengo la enorme suerte de compartir la cuna de grandes santos como Santa Teresa de Jesús o San Juan de la Cruz, mi querida Ávila.

Desde pequeños hemos sido educados en la fe y hemos tenido la fortuna de tener una madre generosísima que compartió su maternidad con la Santísima Virgen, así hemos compartido momentos de nuestra vida familiar en torno a la familia de la Virgen de las Vacas.

Hemos tenido la fortuna de tener una madre generosísima que compartió su maternidad con la Santísima Virgen

Recuerdo con especial cariño los primeros viernes de mes en el Monasterio de la Encarnación con la adoración al Santísimo, de rodillas junto con mi madre rezando el rosario o la misa de los sábados que tantísimo amor le ponía y que irradiaba devoción a su Madre del Cielo, esto se contagia y así empieza Cristo a mover nuestras vidas.

Al terminar bachillerato, que no fue nada fácil ya que hice lo imposible por estudiar lo justo para sacar el aprobado, marcho a Valladolid, ciudad del Corazón de Jesús, a estudiar arquitectura ya que siempre había soñado con ser arquitecto y poder restaurar los monumentos y todo el patrimonio histórico que me vuelve loco. Pero al comienzo del segundo curso veo que tengo todo lo que supuestamente hay que tener para ser feliz: una familia que me quiere, amigos para salir de fiesta, estudiar la carrera que deseaba, incluso tenía a Dios que le dejaba un huequito de vez en cuando para aparecer por mi vida. Pero no era suficiente y no me sentía en plenitud. Tras una conversación con una carmelita de la Encarnación me responde con la frase de monseñor Van Thuan: “Vive el momento presente llenándolo de amor”. A partir de entonces fui consciente de que Dios habla por lo que permite y que aunque no sea lo esperado y nos cueste o sea difícil de afrontar yo tengo que vivirlo poniendo amor.

Así el día de mi Padre San José me asocié al Regnum Christi como un medio de ayuda y fidelidad a ese amor que yo debía poner en todo.

Os pido oraciones para que sepa escuchar y responder con generosidad al plan de Dios que tiene ideado para mí.

        vocacion.org       

¿Te ha gustado esta noticia? Suscríbete al boletín semanal LomásRC

Noticias relacionadas

Comparte la web del Regnum Christi:
Rechazar todas las cookies