¡A voz en grito! | Segundo aniversario de la Federación Regnum Christi y de sus Estatutos para salir y llevar a Cristo al mundo

El 31 de mayo, día de la Visitación de la Virgen a su prima santa Isabel, celebramos el aniversario de la erección canónica de la Federación Regnum Christi y de la aprobación de sus primeros Estatutos por la Santa Sede.

La Iglesia confirmó así la existencia del Regnum Christi, de su carisma y de la misión que le confiaba, como de alguna forma también el “salto” de san Juan Bautista en el vientre de su madre y la exclamación de Isabel “¡a voz en grito!” -como dice el Evangelio- confirmaban la presencia real de Cristo entre los hombres en el seno de María.

La Santa Sede reconocía al Regnum Christi como camino en la Iglesia para que los hombres se encuentren con Dios, y le dotó de una estructura -la Federación- “de una vasija”, como explica Emilio Martínez Albesa, “como medio seguro para conservar y beber el carisma con confianza” y para ser fieles al don de Dios, construir y hacer crecer el Regnum Christi en lo espiritual, apostólico y en lo comunitario (…): para salir y llevar a Cristo al mundo”

Y nos dota de una estructura -“de una vasija”, como explica Emilio Martínez Albesa-, “como medio seguro para conservar y beber el carisma con confianza” y para “ser fieles al don de Dios, construir y hacer crecer el Regnum Christi en lo espiritual, apostólico y en lo comunitario”: para salir y llevar a Cristo al mundo.

Como decía Monseñor José Rodríguez Carballo, O.F.M., Secretario de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, en una entrevista en 2018, erigir es “dar carta de ciudadanía en la Iglesia”, un “acto oficial” de la Iglesia en el que se nos dice “el camino de santidad que recorrer, (…) porque aquí estamos para una sola cosas: para ser santos”.

Los miembros del Colegio Directivo Territorial del Regnum Christi en España nos ofrecen cada uno una píldora para vibrar más con esta fiesta y poder celebrar ¡a voz en grito! el don recibido.

 

Emilio Martínez Albesa
Miembro del Colegio Directivo Territorial del Regnum Christi
Director territorial de los Laicos Consagrados

  • La Iglesia nos hace tres regalos con la Federación: la unidad jurídica, la misión apostólica, un instrumento para vivir el carisma.
  • Si queremos ser fieles al don de Dios, construir y hacer crecer el Regnum Christi en lo espiritual, en lo apostólico, en lo comunitario, tenemos un medio seguro en la Federación que la Santa Sede ha erigido para nosotros.
  • La Federación es la vasija apta para conservar el carisma del Regnum Christi y de la que podemos beberlo con confianza.

“Se cumplen felizmente ya dos años de la erección canónica de la Federación Regnum Christi. Como podemos ver en el Decreto, la Santa Sede nos da a la familia espiritual del Regnum Christi tres regalos:

  • El regalo de la unidad jurídica, que nos permite vivir en una comunión real, donde todos tenemos un lugar. Antes de la Federación, las distintas vocaciones que conforman el Regnum Christi estaban opacadas e incluso sufrimos bastante en nuestras relaciones interpersonales porque la unidad del Regnum Christi estaba apoyada en buenas intenciones, pero no contaba con una base jurídica adecuada para darnos expresión a todos.
  • El regalo de la misión apostólica. Es la Iglesia la que, al erigirnos canónicamente como institución pública suya, nos confía la misión a la que ya desde antes nosotros mismos nos hemos sentido llamados por Jesucristo. A partir de ahora, esta misión nos es dada a través de la jerarquía de la Iglesia, de los pastores que nos guían en nombre de Jesús. Escuchar a la Iglesia que nos envía, dando voz audible exteriormente a la llamada interior del mismo Jesucristo, nos confirma y nos compromete delante de Dios y también de todos nuestros hermanos en la Iglesia a actuar nuestro servicio apostólico. La misión del Regnum Christi no es una misión que nos hemos dado a nosotros mismos, sino una misión que la misma Iglesia, Cuerpo Místico de Cristo, nos pide y nos envía a realizar.
  • Y el regalazo invaluable del instrumento para vivir nuestro carisma. La Federación es la vasija apta para conservar el carisma del Regnum Christi y de la que podemos beberlo con confianza. Ofrece al Regnum Christi unas autoridades que, por encargo de la Iglesia, han de cuidar y promover el carisma que todos compartimos, favoreciendo, integrando y armonizando los carismas personales y de las diversas vocaciones. Si queremos ser fieles al don de Dios, construir y hacer crecer el Regnum Christi en lo espiritual, en lo apostólico, en lo comunitario, tenemos un medio seguro en la Federación que la Santa Sede ha erigido para nosotros.

Para que disfrutemos de estos regalos y los hagamos fructificar, la Santa Sede aprobó los primeros estatutos de esta Federación. Estos Estatutos implican un reconocimiento de parte de la Santa Sede de la vocación de los miembros laicos del Regnum Christi. Mediante su asociación a la Federación, ellos entran a beneficiarse de pleno título de estos regalos. Se les reconoce partícipes y corresponsables en el carisma, en la misión y en la comunión del Regnum Christi.

El don de la erección canónica lo recibimos en la fiesta de la Visitación de la Virgen, lo que nos manifiesta la solicitud de María por nuestra familia espiritual y nos estimula a imitarla en salir a llevar a Cristo al mundo como apóstoles del Regnum Christi. Tenemos mucho que celebrar y que celebrar juntos”.

Betty Rivera
Miembro del Colegio Directivo territorial del Regnum Christi
Directora territorial de las Consagradas

  • La Iglesia nos confirma que el carisma del Regnum Christi es un don que aportamos desde nuestra pequeñez como familia espiritual y cuerpo apostólico

“Este aniversario nos llena de gratitud de ver la acción de Dios a través de la Iglesia que con esta aprobación nos confirma que el carisma que hemos recibido es un don que desde nuestra pequeñez aportamos a la Iglesia como familia espiritual y cuerpo apostólico”.

P. Javier Cereceda, L.C.
Miembro del Colegio Directivo territorial del Regnum Christi
Director territorial de los Legionarios de Cristo

  • Una garantía de que el Regnum Christi es un camino real para el encuentro personal con Jesucristo

“Hoy toda la familia espiritual del Regnum Christi celebra con alegría el segundo aniversario de la erección de la Federación Regnum Christi y de la aprobación de nuestros Estatutos, que vieron la luz después de mucha oración, reflexión y trabajo conjunto. Recordamos aquel día que el prefecto de la Congregación nos hacía ver como parte esencial de su objeto el cuidar, profundizar y promover el carisma común. Este reconocimiento de la Iglesia lo seguimos viviendo como una garantía de que el Regnum Christi es un camino real para el encuentro personal con Jesucristo nuestro Señor, para la santificación y para la extensión de su Reino en el mundo.

Invitamos a toda la familia del Regnum Christi a elevar una acción de gracias a Dios y a seguir poniendo lo mejor que cada uno tiene para glorificar a Dios con nuestra vida y entrega”.

José Miguel Mohedano
Laico que asiste al Colegio Directivo territorial del Regnum Christi

  • Don que poner en juego como comunidad de dones

“Tres palabras: agradecimiento, don y responsabilidad. Es momento para dar gracias a Dios y a la Iglesia por el don y el regalo de que hace dos años, la Santa Sede reconoció con la erección de la Federación y con la aprobación de los Estatutos reconocidos por la Iglesia, y también para asumir la responsabilidad, con la ayuda del Espíritu Santo, para que esta obra dé sus frutos y nos ayude en nuestra vida a cumplir la misión que la Iglesia reconoce al Regnum Christi.

Ha habido un esfuerzo titánico para encontrar la figura jurídica para el Regnum Christi, después de haber podido desaparecer, así que hoy es un día para el agradecimiento profundo a la Iglesia que, como madre, viendo todo lo que había, en el proceso de discernimiento y con la participación de muchísima gente del Regnum Christi, nos confirmó como un camino para que los hombres se encuentren con Dios, con un fin y una misión específica. Y esto es un don de Dios. El Señor ha estado grande con nosotros. Y eso conlleva una responsabilidad: la de poner ese don en juego. Que el Espíritu Santo nos ayude a mantener la unidad, a sabernos un solo cuerpo en la Iglesia las distintas vocaciones del Regnum Christi, a ser una comunidad de dones reflejo de la Trinidad”.

Marieta Rubio
Laica que asiste al Colegio Directivo territorial del Regnum Christi

“Celebramos este aniversario, y es una fiesta, porque somos una familia con un solo carisma, una espiritualidad y una misión: la Iglesia nos lo ha confirmado, y nos ha dado las herramientas para ser la comunidad de apóstoles en salida que Cristo nos invita a ser”.

        Carisma del Regnum Christi       

¿Te ha gustado esta noticia? Suscríbete al boletín semanal LomásRC

Noticias relacionadas

Comparte la web del Regnum Christi:
Rechazar todas las cookies