Regnum Christi España

Semana vocacional | H. Metz, Highlands School Los Fresnos: “Lo que más despertaba su interés era compartir mis debilidades, mis fracasos, incluso mis caídas”

El H. Gregory Metz, legionario de Cristo

LomásRC

Entre el 29 de enero al 2 de febrero de 2024, varios colegios Regnum Christi han celebrado la semana vocacional: unos días dedicados a conocer y rezar principalmente por las vocaciones a la vida consagrada. Hemos preguntado en Highlands School Los Fresnos cómo lo han celebrado y nos han contado que allí organizaron numerosas actividades: desde reparto de piruletas con frases del evangelio y tiempos de adoración, a testimonios de las colaboradoras del ECYD, del colaborador de Regnum Christi, de las consagradas y de algunos legionarios como el del H. Gregory Metz, L.C., con quien hemos podido hablar.

El H. Gregory lleva casi nueve años en la congregación de los legionarios de Cristo, y actualmente es instructor de formación en el ECYD y en el Regnum Christi de Highlands School Los Fresnos. A lo largo de la semana vocacional ha visitado varias clases de Bachillerato y ESO compartiendo su experiencia y respondiendo a numerosas preguntas que le hicieron los alumnos, entre ellas si le gustan las chicas. “Era y soy un chico normal, aprecio mucho a las mujeres, que siempre me han gustado -les contaba enseñándoles una foto con la novia que tuvo cuando estaba en bachillerato-, pero tengo un deseo más grande por Dios y de dar mi vida como Cristo, totalmente, para que los demás lleguen al Cielo: doy mi paternidad a la Iglesia”.

 

Los consagrados Carmen Sarmiento y Noé Robertos, en Highlands School Los Fresnos
Los consagrados Carmen Sarmiento y Noé Robertos, en Highlands School Los Fresnos.

 

¿Cómo fue su experiencia al compartir su testimonio vocacional con los alumnos?

La experiencia ha sido muy distinta en cada clase y también en las actividades del ECYD, donde también pude compartir mi testimonio. Ha habido más resonancia en unas clases que en otras, hasta el punto de que en alguna el profesor me pidió que dedicara toda la hora al ver el interés, y no solo el tiempo fijado previamente.

 

Conté bastante de mi vocación y creo que lo que más despertaba su interés era compartir mis debilidades, mis fracasos, incluso mis caídas. Los muchachos tienen que luchar contra la tentación y si es necesario ir a confesarse y dar la lucha por la santidad. Esto explicado con términos muy concretos, pues el primer paso, y creo que es el más importante, es luchar por la santidad.

 

¿Qué aspectos de su camino vocacional cree que captaron más la atención de los estudiantes?

Varios alumnos hacían preguntas sobre mi interés por los deportes y sobre el fútbol americano. Yo les mostraba fotos, y me preguntaban que si era bueno, en qué posición jugaba… Y también preguntaron sobre las chicas: “¿Te gustan las chicas?”. Yo les enseñé una foto con mi novia cuando era un chaval en bachillerato. Era y soy un chico normal, que sí aprecia mucho a las mujeres, que siempre me han gustado, pero  tengo un deseo más grande por Dios y de dar mi vida como Cristo, totalmente, para que los demás lleguen al Cielo. Por eso doy mi vida, mi tiempo y mi paternidad a la Iglesia.

 

El H. Gregory, durante un recreo en el colegio
El H. Gregory, durante un recreo en el colegio.

 

¿Algún consejo para chicos que puedan estar considerando una vocación religiosa o sacerdotal?

Como consejo yo siempre propongo la cercanía a María por el Rosario cotidiano y, obviamente, esto junto a una vida eucarística y si posible misa durante la semana. Hay que nutrirse y luchar por estar en estado de gracia. Esto es esencial para no perder la posibilidad de una vocación. También recomiendo algo concreto y práctico: la dirección espiritual para seguir caminando hacia la santidad como joven.

Toda la actualidad
cada semana en
LomásRC

Scroll al inicio
Rechazar todas las cookies