Regnum Christi España

Testimonio | Julia, de Valencia: “El Regnum Christi me ayuda a acercarme y conocer más y mejor a Dios, y eso me hace feliz”

Juli, Regnum Christi Valencia

LomásRC

Julia conoció a los legionarios de Cristo en la adolescencia, con el tiempo llevó sus hijos a Cumbres School Valencia y ya aquí, al conocer a más miembros del Regnum Christi, su vida cambió. “Para mí Cristo es mi todo, mi alegría, mi descanso”, nos explica con convicción. A través de sus experiencias, destaca el valor de la familia y la comunidad en su camino espiritual, encontrando en el Regnum Christi el hogar que siempre buscó: “Cuando pones a Cristo en el centro, todo se ordena y sientes que por fin estaba en casa”. Julia se incorporó en Cristo Rey del año pasado.

Casada y madre de dos hijos en Cumbres School Valencia, Julia nos comparte que su historia con el Regnum Christi comienza en la adolescencia, marcada por encuentros con legionarios de Cristo: “Era fácil hablar de todo con ellos sin escándalos y sus contestaciones siempre estaban llenas de sinceridad y misericordia”. El tiempo ha pasado y ahora ve en el Regnum Christi “una familia real, de miembros que caminan juntos al Cielo, con Cristo en el centro”.

 

Julia, con su marido y uno de sus hijos, alumno de Cumbres School Valencia
Julia, con su marido y uno de sus hijos, alumno de Cumbres School Valencia,

 

¿Cómo conociste el Regnum Christi?

Conocí el Regnum Christi por mis tías y mis primos. Recuerdo que cuando era adolescente venían a merendar algunos legionarios a casa de mi familia, recuerdo con mucho cariño las conversaciones con el P. Javier Cutanda LC.

 

Realmente vi el amor de Cristo en ellos, en ese momento me llamaron mucho la atención sus respuestas cercanas y llenas de cariño. Era fácil hablar de todo sin escándalos y sus contestaciones siempre estaban llenas de sinceridad y misericordia. Luego pasaron los años y el Señor quiso que llevásemos a los niños a Cumbres School, el colegio ha sido una bendición para toda mi familia.

Conocí el Regnum Christi por mi familia, y el colegio ha sido una bendición para nosotros

¿Qué fue lo que te enamoró de Regnum Christi?

Me enamoró que es una familia real, de miembros que caminan juntos al Cielo, con Cristo en el centro. Y cuando pones a Cristo en el centro, te das cuenta de que todo se ordena. Desde hacía tiempo buscaba un movimiento así y cuando empecé a ir a encuentros y a participar más de las actividades que ofrece el Regnum Christi, ¡sentí que por fin estaba en casa! El Regnum Christi me ayuda a acercarme y a conocer más y mejor a Dios ¡y eso me hace feliz!

 

¿Quién es para ti Cristo ahora? 

Para mí Cristo es mi todo, mi alegría, mi descanso, quien me consuela, mi amigo fiel, mi padre, mi Dios y Señor.

Cuando tienes un encuentro personal con Jesucristo, y le miras a los ojos, sientes la necesidad de transmitir la alegría y el fuego que arde en tu corazón.

¿Qué destacarías del carisma del Regnum Christi?

Una vez tienes ese encuentro personal con Jesucristo, y le miras a los ojos, sientes la necesidad de transmitir la alegría y el fuego que arde en tu corazón a otros. No es algo impuesto sino una consecuencia, es tanto el consuelo y el amor, que es imposible quedárselo uno para sí mismo. De esta misma forma, descubres que no eres capaz de vivir con esa plenitud si Él no es el centro de tu vida.

 

Julia, con su marido
Julia, con su marido.

 

¿Nos puedes recomendar un libro, un pasaje del Evangelio, una canción… que te hable de Cristo y te llene de Él?

Un libro solo es difícil, mis dos favoritos: La paz interior, de Jacques Philippe, y La amarga pasión de Cristo, de Sor Ana Catalina Emmerich.

Me enamoró que es una familia real, de miembros que caminan juntos al Cielo, con Cristo en el centro.

Un pasaje: Juan 19, 25-27: “Estaban junto a la cruz de Jesús su madre y la hermana de su madre, María de Cleofás, y María Magdalena. Jesús, viendo a su madre y al discípulo a quien amaba, que estaba allí, le dijo a su madre: ‘Mujer, aquí tienes a tu hijo’. Después le dice al discípulo: ‘Aquí tienes a tu madre’. Y desde aquel momento el discípulo la recibió en su casa”.

 

Una canción: Un segundo, de Hakuna.

Toda la actualidad
cada semana en
LomásRC

Scroll al inicio
Rechazar todas las cookies