Ordenaciones sacerdotales | Entrevista al P. Wagner: “Por la necesidad que hay en la sociedad, me encantaría ayudar en el trabajo con familias y jóvenes”

Entre los nuevos sacerdotes que se ordenarán este sábado en Roma se encuentra el P. Wagner Campopiano, L.C. Explica en esta entrevista a LomásRC que le “encantaría ayudar en la pastoral familiar y juvenil”, aunque dado también que ha trabajado dos años con apostólicos en Vall de Flors reconoce que un sacerdote recién ordenado también les “puede aportar su entusiasmo y amor por la vocación sacerdotal. Los chicos que apenas empiezan a dar sus primeros pasos en este camino pueden recibir de nosotros mucho ánimo para seguir a Cristo”.

El P. Wagner ha sido destinado a Valencia este año y es un destino que repite por tercera vez en su vida. Ahora es el asistente para el ECYD, instructor de formación y asesor espiritual de Cumbres School Valencia. Lee su entrevista a continuación.

Padre, ¿qué tiene Valencia que ha vuelto de nuevo, y esta vez en vías de ordenarse sacerdote?

Es verdad, ya es mi tercera vez que me destinan a Valencia. No sé lo que tiene Valencia, pero desde luego además de la alegría de su gente, siempre he sido bien acogido. Me encanta y me siento en casa. No imaginaba volver una tercera vez y lo veo como un regalo de Dios y con mucha ilusión y esperanza de ayudar con mi granito de arena a las personas en su encuentro con Dios.

Usted ha trabajado en el seminario menor de Vall de Flors, ¿qué puede aportar un sacerdote recién ordenado a estos chicos?

Sí, he estado dos años como formador de precandidatos en Moncada y un año apoyando al seminario menor de Vall de Flors. Un sacerdote recién ordenado puede aportar su entusiasmo y amor por la vocación sacerdotal. Los chicos que apenas empiezan a dar sus primeros pasos en este camino pueden recibir de nosotros mucho ánimo para seguir a Cristo. Es como si vieran que ellos también pueden llegar y el bien que pueden realizar como sacerdotes. El buen ejemplo y entusiasmo de un sacerdote siembra en el corazón de esas almas el deseo de seguir a Jesucristo con más entrega y alegría.

¿Y a los jóvenes del colegio Cumbres? Por cierto, ¿le van a acompañar?

Veo que también a los chicos del colegio Cumbres es una gran alegría para ellos tener a un amigo sacerdote recién ordenado. Me motivan mucho sus oraciones por mí y varios me han preguntado sobre mi vocación y cómo me sentía estando tan cerca de la ordenación sacerdotal. Veo que para ellos también es un antes y un después. Muchos me conocieron cuando era todavía hermano y ahora me pueden acompañar en este siguiente paso de mi ordenación. Vendrán a Roma un buen grupo de chicos con sus familias a acompañarme en este momento tan especial e importante para mí. Estoy muy agradecido y valoro muchísimo que me acompañen y que recen por mí y conmigo.

¿En qué campo de apostolado le gustaría trabajar como sacerdote?

El Colegio es un campo de apostolado que me ayuda y que me ofrece una amplitud de actividades para evangelizar y ayudar a los chicos y sus familias. Por la necesidad que hay en la sociedad me encantaría ayudar en la pastoral familiar y juvenil.

¿Qué consejos nos daría para acompañarles a ustedes, los nuevos sacerdotes, en estos momentos?

Más que consejos, invitaría a todos a vivir este momento muy unidos a Dios en la oración. Nosotros estaremos ocho días en silencio en ejercicios espirituales y creo que nos podríais acompañar rezando mucho por nosotros para que seamos dóciles al Espíritu Santo para que seamos instrumentos del amor de Dios para las almas. Si podéis acompañar por internet la ordenación sería otra manera de acompañarnos y vivir este momento tan importante para nosotros.
Comparte esto: