Carmen Álvarez

Carmen Álvarez: “El matrimonio no es un yo más otro yo, como una suma de soledades, el matrimonio es un nosotros que debemos construir”

“La Alianza: una promesa de comunión para el matrimonio y la familia” ha sido el título de la actividad de formación para formadores de Pastoral matrimonial y familiar del Regnum Christi que se ha celebrado en Madrid, el domingo 28 de noviembre de 2021. La conferencia corrió a cargo de Carmen Álvarez, Doctora en Teología y profesora de la Universidad Eclesiástica san Dámaso, en Madrid, la cual señaló que el bien conyugal es “mirar en la misma dirección, la de la comunión, que es llegar a ser una sola carne”. En la jornada participaron responsables de equipos de matrimonios, matrimonios que han participado en los talleres Sponsus y otros que desean seguir profundizando más en su matrimonio.

La consagrada Esther García, responsable nacional de formación de pastoral matrimonial y familiar, nos cuenta que la reunión consistió en “la conferencia de Carmen Álvarez, un tiempo de preguntas y después un tiempo para compartir en matrimonio aquellos aspectos en los que se podría profundizar más en el tema de la comunión”.

Carmen Álvarez

Carmen Álvarez, en un momento de su conferencia

El verbo amar solo se conjuga entre personas

Partiendo de unas claves culturales donde se ensalza un amor un tanto individualista, narcisista, sin vínculos y sin compromiso, “se nos planteaba la pregunta ‘¿Cuál es la verdad del amor?’. Y esa verdad, es el ‘bien’ de la comunión”. Se trata de un ‘bien’ hecho de interpersonalidad: “El verbo amar solo se conjuga entre personas”, nos explica Esther, porque el amor tiene como fin a otra persona que has elegido: “Es la entrega a un tú concreto que es así y no podría ser de otra manera”.

Citando a Carmen Álvarez, Esther nos explica que hay un bien objetivo: “Amar es buscar el bien del otro y el otro busca mi bien, y eso genera el bien común, el bien de la comunión”. En concreto, el bien conyugal es “mirar en la misma dirección, la de la comunión que es llegar a ser una sola carne”. “El matrimonio no es un yo más otro yo, como una suma de soledades, el matrimonio es un nosotros que debemos construir”.

Balance de la comunión conyugal

Para concluir se ofrecieron algunas pautas para hacer un balance de la comunión conyugal. Y entre ellas, Esther concreta las siguientes:

  • Aprender a amar es un proceso, buscar el bien del otro: “Es mejor equivocarse juntos que fracasar por separado”.
  • No basta ver el bien, hay que hacerlo.
  • La reciprocidad pertenece a la verdad del amor.
  • Cuando no se vive del amor, se vive de compensaciones.
  • Cuidar y cultivar la intimidad conyugal.
  • La comunión es un don único para los dos: “El amor espera todo del otro y la plenitud es el don mutuo”.

La próxima jornada será el 27 de marzo de 2022, y se pueden llevar a los niños pues hay servicio de guardería.

¿Te ha gustado esta noticia? Suscríbete al boletín semanal LomásRC

Noticias relacionadas

Comparte la web del Regnum Christi:
Rechazar todas las cookies