El legionario de Cristo P. Alberto Carrara, L.C., participa en un proyecto de verificación de la información que publica la prensa sobre las vacunas del coronavirus

  • El objetivo es esclarecer las informaciones y datos que circulan a través de los medios sobre las vacunas del coronavirus y detectar aquellas que son falsas. 
  • «Se trata de establecer y fortalecer una verdadera red católica mundial de información, un consorcio internacional de medios de comunicación católicos, agencias de información y científicos de renombre mundial que puedan asesorar a las comunidades cristianas con el objetivo de ayudar a esclarecer noticias falsas o confusas sobre las vacunas contra la COVID-19»
  • “Existe un derecho de recibir una adecuada información para tener un juicio personal acerca de la bondad de las vacunas a disposición”
  • El papel del legionario de Cristo P. Alberto Carrara es «ofrecer consultoría científica, bioética y teológica a los periodistas que soliciten cuestiones científicas y éticas como, por ejemplo, aquellas ligadas al carácter ético del proceso de producción de las vacunas»

El P. Alberto Carrara es legionario de Cristo. Nació en Italia y es doctor en Biotecnología Médica por la Facultad de Medicina de la Universidad de Padua, Italia, profesor de Antropología filosófica en instituciones como el Ateneo Pontificio Regina Apostolorum y la Universidad Europea de Roma. El Vaticano ha reconocido su labor hasta ahora y, en 2017,  fue nombrado por el Papa Francisco Miembro de la Pontificia Academia para la VidaLas investigaciones y proyecto del P. Alberto le ha llevado a ser uno de los científicos que participará en un consorcio internacional de medios de comunicación católicos, agencias de información e investigadores de renombre mundial. El objetivo es esclarecer las informaciones y datos que circulan a través de los medios sobre las vacunas del coronavirus y detectar aquellas que son falsas. Hemos podido hablar con el P. Alberto Carrara, L.C., y nos ha contado en qué consiste este proyecto y ha reconocido la importancia de éste a día de hoy: “Existe un derecho de recibir una adecuada información para tener un juicio personal acerca de la bondad de las vacunas a disposición”.

¿Cómo ha entrado a formar parte de este proyecto?
Colaboro desde algunos años con Aleteia.it en calidad de Miembro de la Pontificia Academia para la Vida, Director del Grupo de Investigación en Neurobioética de la Universidad Regina Apostolorum de Roma, Profesor de Neuroética en la Facultad de Psicología de la European University de Roma y Fellow de la Cátedra UNESCO en Bioética y Derechos Humanos. Cuando el consorcio liderado por Aleteia, en colaboración con Verificat, agencia dedicada a la verificación de información, e I Media, agencia de noticias especializada en información del Vaticano, decidieron presentar a Google un proyecto con el objetivo de ayudar a esclarecer noticias falsas o confusas sobre las vacunas contra la COVID-19, me invitaron entre los 16 expertos internacionales del Comité Científico.

Es un gran honor y una responsabilidad de cara a millones de personas. Según ha anunciado en su blog Google News Initiative el proyecto constituye uno de los 11 proyectos, escogidos entre 309 propuestas procedentes de 74 países, por el jurado imparcial del “Fondo contra la desinformación sobre las vacunas contra la COVID-19”. El proyecto está abierto a todos los medios de comunicación católicos, ofreciendo acceso libre y exclusivo a información verificada, así como la posibilidad de contar con el parecer de los expertos del Comité Científico del Consorcio.

¿En qué consiste este proyecto y cuál es su objetivo? 
Se trata de establecer y fortalecer una verdadera red católica mundial de información, un consorcio internacional de medios de comunicación católicos, agencias de información y científicos de renombre mundial que puedan asesorar a las comunidades cristianas con el objetivo de ayudar a esclarecer noticias falsas o confusas sobre las vacunas contra la COVID-19. Por ejemplo, en las redes sociales se plantean muchas cuestiones científicas y éticas, ligadas al carácter ético del proceso de producción de las vacunas, que requieren ser aclaradas o explicadas por científicos, bioéticos y teólogos.

¿Por qué considera que es importante? 
Hace falta leer la prensa para darse cuenta de la necesidad de informaciones claras, precisas y objetivas, fundadas en estudios científicos. Por un lado, hay un “deber moral” de vacunarse para respetar no solo la propia vida, sino también la de los demás. Sin embargo, también hay un derecho de recibir una adecuada información para tener un juicio personal acerca de la bondad de las vacunas a disposición. Los periodistas desempeñan un papel fundamental de apoyo y verificación, basados en la escucha de las preocupaciones de sus audiencias, ofreciendo una información correcta sobre malentendidos que circulan en línea y fuera de línea.

¿Cuál es su papel en concreto dentro del proyecto? 
Mi papel como uno de los 16 miembros del Comité Científico es ofrecer consultoría científica, bioética y teológica a los periodistas que soliciten cuestiones científicas y éticas como, por ejemplo, aquellas ligadas al carácter ético del proceso de producción de las vacunas.

Puedes seguir al P. Alberto Carrara en su cuenta de Twitter o en Facebook

 

¿Te ha gustado esta noticia? Suscríbete al boletín semanal LomásRC

Noticias relacionadas

Comparte la web del Regnum Christi:
Rechazar todas las cookies