Interecclesias en Sicilia: vida de parroquia y servicio a los más necesitados

Un grupo de 10 jóvenes de Bilbao, Barcelona, Londres, Ávila y Madrid, han participado en una nueva edición de Interecclesias. Este año el destino ha sido Sicilia, y allí han podido compartir la fe con otros jóvenes y familias, visitar diferentes santuarios e, incluso, colaborar en los comedores sociales que algunas parroquias dirigidas por sacerdotes legionarios de Cristo tienen en Palermo y Catania. Ha sido una edición especial, puesto que el COVID ha hecho que no pudieran llevarse a cabo todas las actividades de convivencia que se han dado en anteriores ocasiones, aunque sí “significó vivirlo más cercano entre nosotros, como grupo, haciendo diversas actividades en un plano de acercarnos a la realidad histórica y cultural, a la historia de Sicilia y su contexto actual”, como nos narra Natalia Zamora, una de las responsables. También hemos podido hablar con Lucía, de Madrid, y Patricia, de Bilbao, ambas de 16 años, y nos contado detalles de esta experiencia, sobre todo sobre de la vida parroquial y del servicio en los comedores sociales.

Interecclesias en Sicilia

El grupo de jóvenes participando en una Misa en la playa, al final de la jornada

Las dos nos comentado que conocieron Interecclesias gracias a otras amigas que ya habían hecho la experiencia de convivir y compartir la fe con jóvenes de otros países en este apostolado del Regnum Christi que recuerda el estilo de los “Días en las diócesis”, tan propios de la Jornadas Mundiales de la Juventud. Croacia, Lituania, Ávila… han sido los destino de algunas de las anteriores reuniones de Interecclesias.

Lucia destaca lo interesante que es “ver como, aun siendo países tan cercanos, se diferencian tanto en su manera de vivir la fe”. Y, en concreto, pone como ejemplo el valor que le dan “a su parroquia, la cual es algo esencial en su vida”. “Estas diferencias -nos explica- permitieron que compartiésemos y aprendiésemos sobre nuestra manera de vivir la fe”. Una experiencia similar recuerda de su estancia Patricia, la cual nos señala que lo que más “me ha sorprendido de los italianos es su forma de vivir la vida y de ver las cosas, ya que me transmitieron mucha paz y alegría”. “Y en cuanto a la hora de compartir mi fe con personas de diferentes países -añade-, me di cuenta de que dan mucha importancia a la iglesia, especialmente a sus parroquias”.

Intereccleisas en Sicilia

Un grupo de chicos italianos y españoles, junto a una furgoneta de Cáritas en un comedor social. A la izquierda, el P. Arturo Díaz, L.C.

Fe y caridad van juntas. Patricia confiesa que “esta experiencia me ha ayudado a darme cuenta de lo importante y esencial que es la fe en nuestras vidas y al mismo tiempo lo afortunados que somos después de ayudar por las mañanas en los comedores sociales”. Es, pues, una experiencia que ambas destacan y reconocen que ha cambiado su visión de muchas cosas a sus 16 años: “Gracias a esta experiencia -concluye Lucía- no solo me he acercado más a Dios, si no que me he vuelto más agradecida al darme cuenta de la suerte que tenemos de todos los días tener un plato en la mesa y de no necesitar recurrir a organizaciones como Caritas o los comedores sociales en los que colaboramos”.

¿Te ha gustado esta noticia? Suscríbete al boletín semanal LomásRC

Noticias relacionadas

Comparte la web del Regnum Christi:
Rechazar todas las cookies