Nota de prensa | Ir de misiones: Casi 700 personas participan en las misiones de Juventud y Familia Misionera del Regnum Christi esta Semana Santa en España

31 de marzo de 2021._ Vuelven a las misiones de Semana Santa un año más con Juventud y Familia Misionera (soymisionero.es) con el lema “Misionero siempre”. Unas 700 personas de Madrid, Valencia y Barcelona entre laicos, consagradas y legionarios de Cristo participan a partir del jueves santo en esta propuesta misionera del Regnum Christi para compartir la fe y servir a la Iglesia. Debido al coronavirus, una gran parte de las unidades misioneras no podrán salir a las zonas rurales a las que normalmente acudían. Colaborarán con parroquias de sus ciudades a través de un programa adecuado a la situación actual y a las medidas sanitarias. Algunas unidades misioneras saldrán a poblaciones como Sevilla la Nueva, en Madrid, a algunos pueblos de Albacete, a Meliana, en Valencia, a Navamorcuende, en Toledo, a Cerdanyola y Montcada, en Barcelona, o la Cerdanya, en Gerona.

Lo cierto es que la acción misionera se desarrollará en las parroquias en la medida que sea posible en coordinación con las autoridades eclesiásticas y siguiendo las indicaciones sanitarias. Como señala Jorge Barco, director de Familia Misionera, “no siempre vamos a poder desarrollar una acción misionera al servicio de la Iglesia como nos gustaría, pero sí podremos estar unidos en oración junto a Jesús, para acompañarle junto a otras familias y otros jóvenes en los misterios de su pasión, muerte y gloriosa resurrección”. Dependiendo de los aforos y medidas sanitarias de cada comunidad, se organizarán Via Crucis, Adoración al Santísimo, Crossnight (adoración de la Cruz), invitación a las celebraciones por las calles, ayuda en la organización de los oficios, etc.

Misionero siempre, aquí y ahora, en toda circunstancia
Por su parte, Víctor López, director de Juventud Misionera, explica que a pesar de la pandemia el lema de este año “Misionero Siempre”, “significa ser misionero aquí y ahora, en los tiempos y circunstancias en los que nos ha tocado vivir, siendo testigos del amor misericordioso de Cristo en la Cruz y de su Victoria definitiva sobre la muerte con la que ha conquistado para nosotros la vida para siempre”.

Una ‘ganga’ para un sacerdote: todo lo que sea hablar del Señor me parece bueno
“Todo lo que sea evangelización y hablar de Señor me parece bueno”, dice D. José María García, párroco de Navamorcuende, en Toledo, que acogerá a un grupo de jóvenes misioneros “y si hay personas que se ofrecen para ayudarte a anunciar el Evangelio del Señor a todos, ¡y puerta por puerta!, creo que es una ganga para un sacerdote”, asegura. “Yo estoy aquí para dar mi vida por las personas de este pueblo, para que conozcan el Evangelio y experimenten la misericordia de Dios. Y por eso he acogido esta iniciativa”, explica D. José María, a quien una joven de Navarcuenda le propuso acoger estas misiones de Juventud Misionera después de hacer ella la experiencia en años anteriores.

Algo irresistible, un plan perfecto
En algunos lugares, como en Madrid, una unidad de Familia Misionera de unas 80 personas se desplazará a Sevilla la Nueva para apoyar a su párroco, D. Eloy, por primera vez. Dice que acoge estas misiones “sin pensárselo mucho” porque “de entrada, la propuesta venía de Esther, una consagrada de verdad, de las que uno recibe testimonio, consejo, luz de forma constante”, asegura. Después conoció a algunas familias, y “un grupo de familias cristianas es un buen pedazo de cielo aquí en la tierra. Algo irrestistible”, asegura. “En este pueblo hay gente de fe, personas de Dios, con vidas edificantes. Pensar en ver juntos a unos y otros me pareció un plan perfecto. Luego pregunté al Señor, no me dijo que no, más bien que la parroquia debería estar en misión de forma permanente…. ¿Qué espero? Me gustaría todo. Lo que espero es que todos aquí acojan al Señor en su corazón. Menos de todo siempre me parece poco”.

Otra unidad de Familia Misionera de Madrid, formada por 300 personas entre adultos, jóvenes y adolescentes, se organizará en grupos para apoyar los oficios en 12 parroquias de Pozuelo, Majadahonda, y Aravaca, sin salir de la propia localidad y sin misiones en las calles. También habrá tiempos de voluntariado en la fundación Altius para colaborar con los más necesitados, y retransmisiones online para aquellas familias que no puedan físicamente participar por estar en cuarentena.

Es el testimonio que queremos dar a nuestros hijos
Familia Misionera de Valencia, unas 21 familias, apoyará en la parroquia de los Santos Juanes, en Meliana. “Estamos llamados a renovar nuestro sí misionero y vivir la Semana Santa muy unidos a Jesucristo”, explica Paloma Villena, responsable de esta unidad. “Ese es el testimonio que queremos dar a nuestros hijos, que vean y vivan que hay familias a las que el Espíritu Santo nos llama a vivir la Semana Santa de misiones, unidos a Jesús, poniendo en el centro la liturgia y arropando al párroco, que es un Alter Christus”.

Familia Misionera de Barcelona, unas 6 familias este año, apoyará a las parroquias de Sant Martí en Cerdanyola y de Santa María en Montcada, al servicio de su párroco, D. Juan Carlos Montserrat, y también en las celebraciones de Semana Santa en el Monasterio Santa Isabel.

En las misiones, junto a los laicos del Regnum Christi y otros laicos, colaboran legionarios de Cristo y consagradas y laicos consagrados del Regnum Christi. Algunas de las familias misioneras pertenecen a las comunidades educativas de colegios Regnum Christi como Cumbres Valencia, Everest Monteclaro, Highlands Los Fresnos, Highlands El Encinar, Highlands Barcelona o Real Monasterio de Santa Isabel.

Comparte la web del Regnum Christi:
Rechazar todas las cookies