Regnum Christi España

P. Nathan Wayne, L.C.: “Ganar la Copa ECYD ha traído muchísima alegría, una alegría que solo Dios puede dar”

LomásRC

La Copa ECYD se ha disputado en Valencia entre el 28 y 31 de octubre de 2022. Participaron más de 800 adolescentes de diferentes localidades de España, Austria y Roma. En el torneo, además de los resultados, también se tienen en cuenta otros aspectos como la deportividad o el respeto al contrario. En esta edición, que se ha celebrado en el marco del 50 aniversario del ECYD, el lema ha sido “La aventura de la santidad”.

El P. Nathan Wayne, L.C., es el director del ECYD masculino de Everest School Monteclaro, la delegación que ha ganado este año la Copa ECYD. El padre nos comparte sus impresiones y sobre todo nos habla de que “ser el mejor en algo es complicado”, pero “en la santidad no hace falta mucho talento y no hace falte suerte: realmente ser santo es, primero, pedírselo, ponerse en el lugar más humilde, y es dejar que Dios te haga perfecto”.

 

 

Nathan-. Para nuestra Delegación ganar la Copa ECYD es comprobar que Dios es el que nos hace santos, que la santidad no es fruto solamente de nuestro trabajo y esfuerzo, pero es un poco de lo que pongamos nosotros y mucho de lo que pone Él.

 

No es una Copa que hayamos vivido perfectamente, como la vida no la vivimos tampoco perfectamente, pues consiste en vivir en el Hijo, que es el que es perfecto, y el que hace brillar esta Copa que está en nuestras manos. Somos conscientes de que no somos los únicos que lo han hecho bien, pero Dios ha querido regalarnos esta Copa a nosotros este año.

 

La copa ECYD en pasa de mano en mano entre los ganadores

 

Ser santo es dejar que Dios te haga perfecto

Ser el mejor en algo es complicado, es lo más difícil humanamente. Ser profesional del fútbol, ser profesional del básquet, requiere mucho talento y mucha suerte. Mientras en la santidad no hace falta mucho talento y no hace falte suerte. Realmente ser santo es, primero, pedírselo, ponerse en el lugar más humilde, y es dejar que Dios te haga perfecto. Somos perfectos en Él. Y creo que esa ha sido la lección  de esta semana: que hemos puesto nuestro 1% en la masa, y Dios ha puesto su 99%. Y eso ha hecho que pase algo muy especial. Así es que estamos muy agradecidos por esta copa que ha sido un regalazo y ha traído muchísima alegría, una alegría que solo Dios puede dar. Creo que esto más o menos expresa lo que todos hemos sentido.

 

Responsables: dejar a Dios formar

Hemos tenido un equipo de responsables y staff muy muy buenos, y para mí personalmente ha sido una experiencia de dejar a Dios formar por medio de nosotros a estos apóstoles que luego han sido de hecho los que han hecho todo el trabajo con estos chicos, y los han formado, y les han lanzado al campo.

 

Toda la actualidad cada semana en LomásRC

Ir arriba