Regnum Christi España

P. Rafael Vignaroli, L.C., en vísperas de su ordenación: “Reconocí la vocación por la felicidad y el sentido de plenitud que encontraba siguiendo este camino”

P. Rafael Vignaroli legionario de Cristo sacerdote

LomásRC

El P. Rafael Vignaroli, L.C., tiene 30 años, y el sábado 7 de mayo de 2022 se ordena sacerdote.

Es uno de los más de 30 jóvenes que recibirán el sacramento del orden en Roma de manos del Cardenal Giuseppe Bertello. El P. Rafael nació en La Cumbre, Córdoba, Argentina, y conoció a los legionarios de Cristo desde adolescente. De hecho fue apostólico. Nos cuenta en esta entrevista que lo que le gustó fue “el estilo de vida que llevaban los adolescentes en la apostólica”. El mundo de los adolescentes es ahora el suyo, porque es capellán en Highlands School El Encinar, en Madrid, donde “se desvive por ellos”, como nos cuentan algunos padres de familia del colegio que le conocen bien. El P. Rafael nos cuenta que “ayudar espiritualmente a los adolescentes pasa muchas veces por ayudarlos a madurar de manera humana”, y a la vez sentir “su fervor y la sed que tienen del alimento espiritual”.

P. Rafael Vignaroli, LC, con el Santo Padre.
P. Rafael Vignaroli, LC, con el Santo Padre.

 

¿Cómo fue su llamada? ¿Recuerda cuándo le dijo que sí a Dios?

En principio fue una atracción hacia el estilo de vida que llevaban los adolescentes en la apostólica. Poco a poco se fue transformando en una conciencia de estar llamado por Dios al sacerdocio en la Legión.

La atracción “se fue transformando en una conciencia de estar llamado por Dios al sacerdocio en la Legión”.

¿Cómo reconoció su vocación al sacerdocio? ¿Había algún signo?

Sobre todo, por la felicidad y el sentido de plenitud que encontraba siguiendo este camino, a pesar de que me atraían y me gustaban muchas otras opciones de vida.

P. Rafael Vignaroli, LC
P.-Rafael-Vignaroli-legionario-de-Cristo-

 

¿Por qué legionario de Cristo?

Porque la espiritualidad de la Legión fue la que me presentó a Cristo como amigo, de ahí se me hacía lógico seguir en el camino que Él me había mostrado desde pequeño en el ECYD.

¿La vocación sacerdotal es una vocación de toda la familia? ¿Cómo la han acogido sus padres?

Mis padres la han acogido como un regalo, así que siempre he tenido su apoyo.

 

Cierra una etapa de su vida y comienza otra: ¿Qué pasará al día siguiente?

Al día siguiente empieza todo. Llego a un punto de partida. A partir del 8 de mayo empieza la lucha por vivir cada día en fidelidad al Señor.

“A partir del 8 de mayo empieza la lucha por vivir cada día en fidelidad al Señor”.

¿Reza de forma especial estos días? ¿Qué le dice Cristo?

Que haga conmigo lo que quiera. Que ya nos hemos peleado bastante… jeje… y que después de muchas peleas y de momentos en los que yo dudaba de Él y de este camino ya es momento de dejarlo todo en sus manos.

El P. Rafael con un alumno de Highlands School El Encinar.
El P. Rafael con un alumno de Highlands School El Encinar.

 

¿Cómo ha cambiado su relación con Dios desde que entró en el seminario hasta ahora?

Pues al principio veía la relación con Dios como algo que yo tenía que conquistar, es decir, mientras “más bueno me esforzaba por ser” más cerca podía estar de Dios. Poco a poco, esa relación se transformó en algo mucho más basado en el amor que en el mérito, sobre todo cuando me fui dando cuenta que Él me quiere como soy y me ama a pesar de mis esfuerzos por ser bueno.

“Los chicos piensan que ya eres sacerdote y muchas veces te piden confesión, lo cual te hace ver su fervor y la sed que tienen del alimento espiritual”.

Ha estado muy vinculado con España durante sus años de seminarista. ¿Qué destacaría de este país? ¿Es muy diferente a la Argentina?

Destaco de España la pasión con que se vive todo, para bien o para mal. En casi todos los aspectos la vida. Esto hace que la gente que vive su fe, la viva no solo bien sino además con pasión. Me parece impresionante.

Esa relación se transformó en algo mucho más basado en el amor que en el mérito, sobre todo cuando me fui dando cuenta que Él me quiere como soy y me ama a pesar de mis esfuerzos por ser bueno.

¿Es muy diferente trabajar con chicos siendo capellán-diácono de un colegio y no solo como religioso?

Es verdad que ayudar espiritualmente a los adolescentes en un colegio pasa muchas veces por ayudarlos a madurar de manera humana, en sus relaciones, en el crecimiento de la responsabilidad y en tantas cosas aparentemente “no tan espirituales”. Como diácono quizás lo diferente es poder ofrecerles la adoración eucarística, las bendiciones… Además, los chicos piensan que ya eres sacerdote y muchas veces te piden confesión, lo cual te hace ver su fervor y la sed que tienen del alimento espiritual.

 

El P. Rafael con toda su familia.
El P. Rafael con su familia.

 

PIM, PAM PUM

Ordenación sacerdotal: Un regalo inmerecido

Apostólica: El período más feliz de mi vida

España: Un gran país

Dirección Espiritual: Fundamental

Pobreza: Un reto y una opción de vida

Legionario de Cristo: Para seguir mejor al Señor

Consagrada: Hermana

Laico consagrado: Hermano

Regnum Christi: Lo mío, lo nuestro

Cielo: No solo mi meta, nuestra meta

Jesús: Mi mejor amigo, como aprendí en el ECYD

Música: Mucha y de la buena, la que te eleva el alma, te pone contento, te enciende

Sotana: Pesa mucho, sobre todo su significado

Gafas: Mi signo de identidad desde que tengo 8 años

Amigos: Pocos, como el vino, se hacen mejores cuando pasan los años

Un libro: El principito

Una película: Spiderman

Su personaje favorito: Spiderman… Un héroe vulnerable porque un gran poder como el sacerdocio, exige una gran responsabilidad

Su santo favorito: San Felipe Neri

Toda la actualidad cada semana en LomásRC

Ir arriba