¿Qué buscas? ¿A quién buscas?: “Enseguida se esfumaron mis miedos” | Ejercicios espirituales en Sevilla para comenzar el curso

“¿Qué buscas?, y, ¿A quién buscas?”.  A partir de ahí, se fue desarrollado la primera tanda de ejercicios espirituales organizada este curso 2020 por las señoras de Regnum Christi de Sevilla. El viernes después de cenar y en la presencia del Señor con el Santísimo expuesto, se entró en silencio a través de estas dos preguntas que el mismo Jesús hace en el Evangelio.

Las Hermanas Dominicas del convento Madre de Dios de Carmona han acogido un año mas a un grupo de 20 que participarn en este retiro, dirigido por el P. Javier Cutanda L.C. y la consagrada Yolanda García. 

“Pude acoger al Señor en mi corazón y me di cuenta de lo importante que es Dios en mi vida”

Susi Maseda ha sido una de las participantes en estos ejercicios espirituales. Destaca el “ambiente de espiritualidad y silencio”: “Realmente pude acoger al Señor en mi corazón y me di cuenta de lo importante que es Dios en mi vida”, explica Susi. Además, reconoce que no puede vivir sin el Señor: “¿Qué nos quedaría? ¿Nuestro egocentrismo? No nos queda nada… ¿Quién nos acoge en todo momento? Solo Él. Dios es el único que no nos abandona”, añade.

También, agradeció esta oportunidad de “avivar la llama de la fe”. “Doy gracias por poder poner a Dios en el ‘norte’ de mi vida. Solo le pido que, parafraseando al P. Javier, me de la gracia de ser “brújula” y no “veleta” en mi día a día”, concluye Susi. 

“Enseguida se esfumaron mis miedos”

Carmen también participó en los ejercicios espirituales., Cuenta que llegó algo “asustada”. “Fui invitada a participar por varias amigas y, a pesar de que los tiempos que vivimos no son muy propicios y la incertidumbre en la que vivimos por causa de la pandemia, me animé, quizás por esta misma razón”, explica. 

Sin embargo, afirma que pronto los miedos desaparecieron. “Enseguida se esfumaron mis miedos, no solo por la seguridad en tiempos de pandemia, sino porque empecé a dejarme llevar por el ambiente a través de las meditaciones, el silencio, la oración, la dirección espiritual y finalmente lo más importante, la Eucaristía”, comenta Carmen. Dice que se siente bendecida para continuar con la labor que Cristo le pide. “Todo ha ido llenado mi corazón de Gracias que el Señor ha tenido a bien derramar sobre mí, para continuar siendo lo que Él nos pide: sal y luz del mundo”

Como Susi, Carmen agradece la labor de todas las personas que lo han organizado y a Dios. “Agradezco a todas las personas que han hecho posible que este fin de semana haya sido una renovación total para mi espíritu. Pero mi mayor agradecimiento es para Él. ¡El Señor nunca defrauda!”, concluye Carmen.

Comparte la web del Regnum Christi:
Rechazar todas las cookies