Regnum Christi España

Rally Dakar | P. Marcin Jablonski, L.C., capellán y uno más del equipo de Carlos Sainz: “Estuve haciendo presente a Cristo con lo que soy y como soy”

P. Marcin Jablonski legionario de Cristo en el Rally Dakar

LomásRC

El P. Marcin Jablonski, L.C., ha vivido una experiencia única al unirse al equipo de Carlos Sainz en el rally Dakar como capellán y conductor de una autocaravana. Su presencia, más allá de bendecir el Audi de Sainz, que por cierto ganó el rally, generaba un espacio para que la competición fuese también oportunidad para el encuentro espiritual. “En medio del desierto y la competencia, mi rol fue ser presencia de Cristo”, comparte el P. Marcin, que celebró misa diaria y atendía espiritualmente a muchas personas, brindando un espacio de fe en un ambiente de intensa exigencia. Esta aventura ha reafirmado su pasión por los coches y ha enriquecido su vocación como religioso y sacerdote, demostrando cómo la fe puede estar presente en todos los aspectos de la vida.

  • Al principio no creían que fuera sacerdote, hasta que les mostraba mi cuenta de Instagram, donde aparecía oficiando misas.

  • Es una experiencia muy bella ver cómo personas, que quizás nunca habían tenido trato cercano con un sacerdote, se acercaban con preguntas personales.
  • Como sacerdote, no solo se trata de ensuciarse las manos junto a los otros, sino también de transmitir algo más.
  • Por supuesto, extrañaba mucho la comunidad: estar 20 días en un desierto sin tus hermanos, que entienden tu vida y las exigencias de la vida religiosa, es algo que he echado de menos durante estos días. Agradezco enormemente a mis superiores que confiaran en mí y vieran que detrás de esta oportunidad había algo más, una misión especial preparada por Dios, llena seguramente de maravillas.

El P. Marcin Jablonski, L.C., que trabaja en el Regnum Christi de Barcelona y en el colegio Real Monasterio de Santa Isabel, ha estado 20 días en el Rally Dakar en el equipo Audi de Carlos Sainz. Ha sido toda una experiencia para él y para sus compañeros de equipo. Uno más en todo: colaborando en la organización del campamento, conduciendo una autocaravana, apoyando en todo lo necesario… y además ejerciendo de capellán: “He observado que las personas, al enfrentarse a problemas muy humanos, al ver a un sacerdote, automáticamente perciben estos problemas bajo una luz diferente, contemplando la posibilidad de que Dios pueda ayudarles en estos momentos”.

 

El P. Marcin con Dani Gratacós, ingeniero del equipo de Carlos Sainz, y padre del colegio Real Monasterio de Santa Isabel
El P. Marcin con Dani Gratacós, ingeniero del equipo de Carlos Sainz, y padre del colegio Real Monasterio de Santa Isabel.

 

¿Cómo empezó esta aventura?

Yo tengo una pasión que siempre me ha caracterizado: los coches y las carreras. Siempre pensé que, con el tiempo, este interés disminuiría, pero no ha sido así. De hecho, mi entusiasmo ha ido en aumento, especialmente después de un encuentro crucial. Resulta que, conociendo a Daniel, un padre del colegio de Santa Isabel, tuvimos una conversación muy reveladora. Un día, al preguntarme sobre mis aspiraciones como joven sacerdote, compartí con él, en tono de broma, mi deseo de estar involucrado en la Fórmula 1. Su respuesta fue sorprendentemente seria. En lugar de reír, me preguntó: “¿Y por qué no te conviertes en capellán de un equipo del Dakar?”.

En lugar de reír, me preguntó: “¿Y por qué no te conviertes en capellán de un equipo del Dakar?”.

Aunque me ilusionó enormemente, no creí que fuera factible. Un día, recibí una llamada del equipo de Audi. Habían visto mi currículum y estaban encantados de invitarme a unirme a ellos, no solo como capellán sino también como conductor de una autocaravana. Así comenzó esta gran aventura.

 

El capellán y el coche de Carlos Sainz W
El capellán y el coche de Carlos Sainz.
Y su trabajo en el Regnum Christi en Barcelona, sus superiores , su comunidad legionaria… ¿cómo fue?

Cabe destacar que no era evidente que recibiría el permiso para ausentarme 20 días del colegio y de la vida comunitaria. Sin embargo, agradezco enormemente a mis superiores que confiaran en mí y vieran que detrás de esta oportunidad había algo más, una misión especial preparada por Dios, llena seguramente de maravillas.

 

Usted fue como conductor de una autocaravana y como capellán. ¿Nos puede compartir algo sobre cómo el Señor se le ha hecho presente en esta experiencia?

En el equipo de Audi, me integré como uno más, pero día a día, más personas descubrían que soy sacerdote. Al principio no me creían, hasta que les mostraba mi cuenta de Instagram, donde aparecía vestido de sacerdote, oficiando misas. La verdad es que ha sido una experiencia muy bella ver cómo esas personas, que quizás nunca habían tenido trato cercano con un sacerdote, se acercaban con preguntas interesantes a nivel personal, incluso mientras conducía la autocaravana. Compartíamos los mismos deberes y trabajo, recorriendo diariamente entre 500 y 600 kilómetros. A pesar de estar realizando ese trabajo, seguía siendo un sacerdote, en cuya presencia Dios se revelaba y se encontraba con las personas que cruzaban durante el Dakar.

El obispo auxiliar de Barcelona, don Javier Vilanova, antes de partir al Dakar, me aconsejó ser humilde

La presencia del Señor se manifestaba de muchas maneras, sobre todo en lo cotidiano y en el trato personal. El obispo auxiliar de Barcelona, don Javier Vilanova, antes de partir al Dakar, me aconsejó ser humilde, estar ahí con lo que soy y como soy, haciendo presente a Cristo entre ellos. Eso es lo que intentaba ser. Cada mañana, en la oración, me recordaba que hay algo por hacer, pero, sobre todo, estar presente en medio de esas personas del Dakar.

 

El P. Marcin con Carlos Sainz, junto al Audi
El P. Marcin con Carlos Sainz, junto al Audi.

 

¿Qué ha significado para su vocación sacerdotal encontrarse en este mundo en el que se mezcla el deporte, la competitividad, los sueños, los fracasos, la exigencia…?

Formar parte del equipo de Audi implica enfrentarse a todo lo que conlleva la exigencia humana: el trabajo, las dificultades, los fracasos y las demandas. Todo esto crea un fuerte vínculo con todos los miembros del equipo. Al estar allí, participando y afrontando los retos junto a ellos, se presenta una preciosa oportunidad para vivir y ser auténticamente lo que uno es. Como sacerdote, no solo se trata de ensuciarse las manos junto a los demás, sino también de transmitir algo más. He observado que las personas, al enfrentarse a problemas muy humanos, al ver a un sacerdote, automáticamente perciben estos problemas bajo una luz diferente, contemplando la posibilidad de que Dios pueda ayudarles en estos momentos.

 

Panorámica del campamento del Rally Dakar

Panorámica del campamento del Rally Dakar.

¿Cómo se siente como sacerdote en este espacio?

Como Marcin, me sentía fenomenal trabajando con los coches, en la preparación del vivac en el campamento, recorriendo kilómetros… Como sacerdote, me sentía igualmente bien realizando estas tareas. Sin embargo, es cierto que las circunstancias eran muy extraordinarias para un sacerdote religioso. A pesar de sentirme a gusto en este ambiente, a menudo echaba en falta una capilla o un lugar tranquilo donde poder estar con el Señor y recoger fuerzas. Por supuesto, extrañaba mucho la comunidad: estar 20 días en un desierto sin tus hermanos, que entienden tu vida y las exigencias de la vida religiosa, es algo que he echado de menos durante estos días. Pero sé que me han apoyado con sus oraciones. También las Consagradas del Regnum Christi, de hecho, me lo han reiterado varias veces, asegurándome sus oraciones. Aunque estuve ahí como el único sacerdote legionario, sé que no estaba solo. Sabía que toda la familia de Regnum Christi me estaba apoyando desde otras partes del mundo, lo cual agradezco enormemente.

 

* * *

Acompañando a todos

El P. Marcin ha participado como capellán del equipo Audi, no obstante también pudo atender a otros como equipos, como el español ALL1, con el cual compartió tiempo, rezó y bendijo sus motos como puedes ver a partir del minuto 8:09, en el siguiente vídeo.

 

***

En los medios

Al regresar a España, Carlos Sainz hizo algunas declaraciones a la prensa en las que expresaba su fe y mencionaba la presencia de un capellán en el equipo que había bendecido su coche, lo que se convirtió en titular en algunos medios. Fue un medio polaco el que desveló la identidad del sacerdote, y el interés de algunos reporteros españoles por conocer más de cerca la historia y experiencia del P. Marcin en el Dakar.

 

Toda la actualidad
cada semana en
LomásRC

Scroll al inicio
Rechazar todas las cookies