Regnum Christi España

Retiro de sanación | José María Noriega: “Un retiro lleno de Dios Padre, de Jesucristo, de Antiguo y Nuevo Testamento, de Sagrario y de oración”

Retiro de sanación

LomásRC

El P. Carlos Luján, L.C. y la consagrada del Regnum Christi Susana Ayala han estado durante el mes de enero de 2022 predicando varios retiros de sanación en diferentes lugares de España. José María Noriega, de la sección de señores del Noroeste de Madrid, ha participado en un retiro de sanación impartido por ellos y nos ha explicado que ha consistido en “recordar y recuperar la identidad propia del ser humano, qué heridas tenemos y cómo sanarlas, con la acción, ¡claro!, del Espíritu Santo”.
  • El retiro de sanación ha sido un retiro “temático” sobre el Espíritu Santo y nuestra relación con Él
  • El Espíritu quiere enviarnos a todos los cristianos a curar, devolver la vista a los ciegos, expulsar demonios… Esto, ¿nos lo creemos de verdad?
  • El Espíritu Santo es el que sostiene ahora el mundo con su Amor y nos manda al mismo a predicar el Evangelio.

El retiro ha sido una experiencia maravillosa y en cierta medida distinta a los retiros que estamos acostumbrados en el Regnum Christi. Si se me permite, un retiro “temático” sobre el Espíritu Santo y nuestra relación con Él. Por supuesto un retiro lleno de Dios Padre, de Jesucristo, de Antiguo y Nuevo Testamento, de Sagrario y de oración. Dirigido por el P. Carlos Luján L.C. y Susana Ayala, consagrada del Regnum Christi. Como asistentes el P. Jesús Pérez, varias consagradas más, y unos 25 seglares.

 

Retiro de sanación
El retiro de sanación tuvo lugar en casa de ejercicios de las Oblatas, en Ciempozuelos

 

En su contenido aspectos como recordar y recuperar la identidad propia del ser humano, volver al principio de la relación de Dios con el hombre, ver por qué y cómo se deterioró con el pecado original y qué heridas ha producido eso en nuestra propia identidad, y cómo sanarlas, con la acción, ¡claro!, del Espíritu Santo.

Jesucristo tenía dos pasiones: su Padre y el Espíritu Santo

Jesucristo tenía dos pasiones que quedan reflejadas perfectamente en el Evangelio: su Padre, el Padre con el que tenía una intimidad infinita; y el Espíritu Santo, del que llega a decir os conviene que yo me vaya; porque si no me voy, no vendrá a vosotros el Paráclito” (Jn 16, 5-11). Tal es el Amor que hay entre los tres.

El Espíritu es el que reparte sus dones a quien quiere y como quiere

El Espíritu es también el que reparte sus dones a quien quiere y como quiere, y el que también actualmente quiere enviarnos a todos los cristianos a curar, devolver la vista a los ciegos, expulsar demonios… Esto, ¿nos lo creemos de verdad? Quizás pensemos que eso ya no tiene vigencia, que el Evangelio, los Hechos de los Apóstoles o las cartas de San Pablo ya no tienen actualidad. Pero no es así, el Espíritu Santo es el que sostiene ahora el mundo con su Amor y nos manda al mismo a predicar el Evangelio.

Toda la actualidad cada semana en LomásRC

Scroll al inicio