Solnight | Lucía Arráez: “Es gratificante sentirse instrumento del amor de Dios”

El viernes 27 de noviembre, Juventud Misionera, un apostolado del Regnum Christi, organizó el primer Solnight tras la pandemia. El encuentro se llevó a cabo, como cada año, en la Parroquia Nuestra Señora del Carmen, en Madrid, y contó con la presencia de muchos jóvenes que rezaron frente al Santísimo por las intenciones que la gente envió a través de un formulario. Lucía Arráez, que participó, afirma: Es muy satisfactorio ver cómo algo tan pequeño ayuda tanto a las personas.

Lucía estudia 1º de Bachillerato en Highlands El Encinar, en Madrid. “No hacemos más que invitar a las personas que están paseando por la calle a que entren a ver al Señor. Es una oportunidad ver cómo un apostolado por pequeño que sea hace tanto en el corazón de las personas”, explica Lucía. “Yo solo les digo que si quieren pasar y luego, cuando salen, parece que les hubiese tocado la lotería. Es como muy satisfactorio ver cómo algo tan pequeño ayuda tanto a las personas”, comenta.

También, explica que en ocasiones las personas no entran, sino que trasladan sus intenciones y eso le hace ver que todas las personas “están necesitadas de amor”, y, en realidad, todo el mundo tiene una intención. “Tener la suerte de poder rezar por esas personas y por sus intenciones me hace muy feliz”, comenta. “Soy la primera que va a Solnight creyendo que estoy sacrificando mi plan con mis amigas y que me estoy quedando sin un plan de viernes. Luego me doy cuenta que en realidad es todo lo contrario. Creo que voy a ir a dar, pero me doy cuenta de que soy la que está recibiendo”, explica Lucía. También reconoce que la alegría de las personas le ayuda mucho: “No hay nada más gratificante que sentirse instrumento del amor de Dios”, concluye Lucía

¿Te ha gustado esta noticia?  Suscríbete al boletín semanal LomásRC

Noticias relacionadas

Comparte la web del Regnum Christi:
Rechazar todas las cookies