Testimonios | Dos madres de familia nos cuentan cómo se sienten tras confirmarse con los alumnos de Highlands School Sevilla

Ana y Rocío son dos madres de familia que se confirmaron a finales enero con los alumnos de 3º de ESO de Highlands School Sevilla. Les hemos pedido sus testimonios y ellas nos cuentan el agradecimiento que sienten, las ganas de seguir viviendo en la fe e, incluso, una de ellas nos explica cómo la preparación para la Confirmación le ha acercado a Dios y a la Iglesia después de muchos años de lejanía.

Ana Molina Parrado, madre de familia de Highlands School Sevilla

Quería contaros mi experiencia con el sacramento de la confirmación, por si pudiese ayudar a alguien que se encontrase en mi misma situación.

Vengo de una familia que apenas practica, aunque de pequeña estudié en un colegio católico. Pero al no vivirlo en mi casa, cuando llegué a la adolescencia me fue muy fácil tomar otro rumbo alejado de Dios. Viaje mucho, conocí muchas personas de diferentes países y culturas, volaba libre pero siempre sentí que me faltaba algo.

Hoy en día tengo a mis hijos en un colegio católico y gracias a ellos, de nuevo, empecé a querer retomar mi relación con Dios. Cuando me apunté a Catequesis tenía muchas inseguridades, porque no me consideraba la imagen ideal de un católico, tengo piercings y tatuajes. Pero gracias a las clases de catequesis me recordaron que Dios no mira el color de tu piel ni tus defectos físicos ni tus tatuajes: me recordaron que Dios mira en tu corazón y nos quiere a todos por igual.

Ahora que me confirmé, desaparecieron mis inseguridades y miedos, puesto que estoy más unida a Cristo que me lleva de la mano. Ya no tengo miedo y la vida a través de sus ojos es más bonita.

Gracias de corazón.

* * *
Rocío García Mejías, madre de familia de Highlands School Sevilla

La Confirmación para mí ha sido un acercamiento a Dios, he reforzado mi fe y me he sentido muy feliz y emocionada al recibir este Sacramento. Voy a seguir caminando por este sendero de paz y amor, junto a mi familia.

Muchas gracias, Yolanda, por el tiempo que nos has dedicado en las catequesis, has sabido explicarnos todo con gran facilidad y con ejemplos cotidianos del día a día de los que no nos damos cuenta por lo rápido que vivimos… Un beso enorme.

Noticias relacionadas
Comparte la web del Regnum Christi: