Regnum Christi España

Valencia | Carlos Ferrís: “Ayudar con el Regnum Christi en el Nightfever es responder a esa llamada desde la cruz que nos dice ‘Tengo Sed’”

LomásRC

Nightfever es una actividad que la Archidiócesis de Valencia propone a todos los jóvenes para rezar y tener un momento de encuentro con Jesús.
  • “Para mí, formar parte de esto consiste en abrirse a la voluntad de Dios y poder aportar mi pequeño grano de arena a que la gente pueda encontrarse con Él”.
  • “Me parece un nexo de unión muy fuerte entre todos, donde el foco está puesto en Dios, y en acercar a todo el mundo, como hijos suyos, a Él”.
  • “Esta llamada al apostolado que el Regnum Christi cumple en Valencia la veo especialmente presente en la disponibilidad de la sección en todo tipo de iniciativas que se llevan a cabo desde la diócesis”.

La sección de jóvenes del Regnum Christi ha colaborado en la organización de este evento. Concretamente, Carlos Ferrís ha sido miembro del equipo organizador. Carlos tiene 23 años, estudió en Cumbres School Valencia y en 2019 entró a formar parte de la familia del Regnum Christi, tras haber sido miembro del ECYD. Carlos ha participado en 10 ediciones, incluyendo dos en Dublín, durante su estancia de Erasmus. En esta entrevista nos cuenta que Nightfever “es la oportunidad de salir de uno mismo, fijar la mirada en el Señor, que nos espera a todos desde el altar, quitarse los miedos y vergüenzas que a veces acompañan a la misión”.

 

Nightfever
Uno de los momentos de oración durante Nightfever
 
Cuéntanos brevemente qué es Nightfever y quién lo organiza

Nightfever es una iniciativa que consiste en abrir las puertas de la iglesia para acercar a todos, sin distinción de ninguna clase, a Dios. Un equipo de misioneros, a pie de calle, ofrece a la gente que pasa por allí una velita, y les invita a pasar a la iglesia para encenderla a los pies del altar, y permanecer un rato dentro, en oración. Es muy similar a otras experiencias como Solnight, Centinelas en la noche…

También, hay un equipo de misioneros dedicado a rezar por esas personas que se acercan al altar a encender su vela, así como sacerdotes ofreciendo el sacramento de la confesión y un equipo dedicado a realizar oraciones de intercesión para quién lo necesite. Todo ello acompañado por músicos que ayudan a generar un clima de adoración que facilite el encuentro con Dios.

 

¿Dónde nació esta iniciativa?

Esta iniciativa de Nightfever nació en Alemania en el año 2005 después de la JMJ celebrada en Colonia. Fue iniciada por dos jóvenes (uno de ellos ahora sacerdote) Andreas y Katharina, quienes quisieron replicar más adelante esa experiencia de una Iglesia viva y abierta para todos lo que vivieron durante la JMJ. Desde 2013 se celebra en Valencia gracias a un grupo de jóvenes de diversos movimientos que quisieron traer la experiencia a España tras vivirla en Alemania.  

Nightfever es una oportunidad más para formar parte de la llamada que tenemos todos a compartir la Buena Noticia.

 
¿Desde hace cuándo ayudas en Nightfever y qué significa para ti formar parte del equipo organizador?

Mi primera experiencia de Nightfever, ya como misionero, fue hace unos cuatro años, aunque desde hace dos también soy parte del equipo organizador. El equipo lo componen diversas personas provenientes de distintas realidades de la Iglesia. Esta es una de las cosas que más me gustan de esta iniciativa, que todo el mundo tiene cabida, sea de donde seas. Me parece un nexo de unión muy fuerte entre todos, donde el foco está puesto en Dios, y en acercar a todo el mundo, como hijos suyos, a Él. Para mí, formar parte de esto consiste en abrirse a la voluntad de Dios y poder aportar mi pequeño grano de arena a que la gente pueda encontrarse con Él, vivo y presente en la Eucaristía. 

 

Nightfever
Carlos, el chico que está al lado del P. Sebastián L.C., con el resto de jóvenes del Regnum Christi en un momento de la jornada.
 
Siendo parte del Regnum Christi, ¿cómo ves relacionada esta actividad con lo que has recibido en él?

Como miembro del Regnum Christi, siento una llamada muy fuerte al apostolado. Siento una llamada a compartir con los demás, como una alegría interior, todo lo bueno que he recibido de Dios, y en especial también a través de la familia espiritual que es Regnum Christi en mi vida. Para mí, cada experiencia de Nightfever es una oportunidad más para formar parte de la llamada que tenemos todos a compartir la Buena Noticia, no por interés o voluntarismo, sino como fruto de la experiencia personal de amor que supone el encontrarse con Cristo.

Una de las cosas que más me gustan de esta iniciativa es que todo el mundo tiene cabida, sea de donde seas.

 
Siendo un evento de la diócesis, ¿qué rol cumple el Regnum Christi en este evento?

La llamada al apostolado que el Regnum Christi cumple en Valencia la veo especialmente presente en la disponibilidad de la sección en todo tipo de iniciativas que se llevan a cabo desde la diócesis. Destacaría especialmente la labor que cumplen los legionarios, como el P. Sebastián y el P. Wagner, entre otros. Siempre son los primeros en estar disponibles para ayudar, acompañar, y en Nightfever especialmente a través del sacramento de la confesión.

Suscríbete a nuestro boletín semanal

Ir arriba